Ecología

9 de Abril de 2019 - Nota vista 1178 veces

La mitad de la biodiversidad nacional, en la Selva Misionera

Más de 400 especies de aves, los tres ríos más grandes y caudalosos del país (después del Río de la Plata); sierras que llegan a los 800 metros de altura, y medio millón de hectáreas de parques y reservas, convierten a Misiones en el pulmón verde argentino.

A pesar de ser, en superficie, una de las tres provincias más pequeñas del país, su gran predominio natural ha convertido a Misiones en dueña y custodia del 52 por ciento de la biodiversidad de la Argentina, transformándola, en el 2019, en la Capital Nacional de la Biodiversidad por ley del Congreso Nacional.

Éste es uno de los tantos motivos que llevan a la #SelvaMisionera a ser una de las preferidas del concurso organizado por New 7 Wonders que, en mayo del 2019 consagrará, mediante la elección popular, a las Siete Maravillas Naturales de la Argentina.

Reconocida como una de las ecorregiones más biodiversas del planeta, la Selva Misionera es dueña de un caudal de virtudes que se materializan a través de su inagotable flora y fauna, y la convierten en lo que muchos la llaman “la Amazonia argentina”.

En su infinito patrimonio natural, su fauna autóctona es muy rica en variedad de especies. En su vegetación impenetrable, conviven más de 400 especies de aves que inundan el follaje de árboles gigantes.

Monos, como el caí; o el carayá, conocido por la emisión de fuertes sonidos, perceptibles a bastante distancia, son parte fundamental de ese concierto incomparable que se escucha selva adentro, por citar solo algunos.

Se pueden encontrar también lémures, tapires y osos hormigueros. Mientras que las especies felinas, como el yaguareté, el puma y el ocelote, son de las más exóticas y difíciles de divisar.


Contenido Relacionado