Cultura

Colaboración de “Encuentro Cinematográfico” - 6 de Abril de 2019 - Nota vista 607 veces

Louis y Auguste Lumière y el nacimiento del Cinematógrafo

Louis Jean Lumière (5 de Octubre 1864 + 6 de Junio 1948) y Auguste Marie Louis Nicholas Lumiére (19 de Octubre 1862 + 10 de Abril 1954) fueron los inventores del proyector cinematográfico. Ambos nacieron en Besançon (Francia), pero crecieron en la ciudad de Lyon.

 Su padre tenía una firma fotográfica y ambos trabajaban para él, Louis como físico y Auguste como administrador. Louis hizo algunas mejoras en el proceso de fotografías estáticas. Al fallecer su padre en 1892 los hermanos empezaron a trabajar en la posibilidad de obtener imágenes en movimiento. Patentaron un número significativo de procesos entre ellos la perforación de la cinta de celuloide para permitir su arrastre por una cámara tomavistas.

Crearon un aparato que servía tanto como cámara y como proyector: que llamaron Cinematógrafo, que fue patentado el 13 de febrero de 1895. Así, en el verano de 1895, los Hnos. Louis y Auguste Lumière tenían a punto la cámara que servía tanto como tomavistas y proyector, y con ella llevaron a cabo su primera filmación durante el otoño. El 22 de marzo de 1895 fue exhibida en París en una sesión de la Sociedad de Fomento de la Industria Nacional Fotográfica de Francia; la vista animada “Salida de los obreros de la Fábrica Lumière en Lyon Monplaisir”, rodada tres días antes el 19 de Marzo con la que sorprendieron a todos los presentes.

Tras diversas presentaciones en sociedades científicas, en la Universidad de la Sorbona, en Bruselas y otros lugares, se procedió a su explotación comercial en la primer gran función de exhibición para el público, como primer espectáculo de cinematógrafo el 28 de Diciembre de 1895 en la ciudad de París, en el Salon Indien del “Grand Café”, en el Boulevard des Capucines Nº 14, donde se proyectaron varias vistas animadas -como se les dio en llamar- entre las que se destacaban, aparte de la ya citada “Salida de la Fábrica Lumière”, otras como la “Llegada de un Tren a la Estación de la Ciotat”, ”Pelea de Bebés”, “Fuente de las Tullerías”, “Demolición de un Muro” y otras e incluía la primera película de ficción y comicidad del cine: ”El Regador Regado”.

Los hermanos Lumière pensaban que “el cine era una invención sin ningún futuro”, que podría ser sólo utilizada para registros de escenas del ámbito familiar. No obstante aprovecharon todo lo que el nuevo invento les ofreció para generar riqueza y montar un negocio rentable; y enviaban un cinematógrafo y un operador allá donde era requerido, como por ejemplo a la Coronación del Zar Nicolás.

En 1903 patentaron un proceso para realizar fotografías en color, el “Autochrome Lumière”, lanzado al mercado en 1907 momento en que nace la fotografía en colores. 


Cronología de la invención del cine


13-02-1895 = En una noche de insomnio, afectado de un estado gripal, Luis Lumière descubre que Mediante el “paso de cabra” de la máquina de coser se logra el arrastre intermitente de la película de celuloide, permitiendo su impresión con una cámara tomavistas y permitiendo su proyección a distancia sobre una pantalla mostrando imágenes en movimiento. Desde 1892 venía trabajando en ello para lograr la fotografía en movimiento. Asocia a su hermano Auguste en el patentamiento del Cinematógrafo.

22-03-1895 = En la sala de conferencias de las Sociedades Fotográficas de Francia, sorprenden a los presentes con las “vistas animadas”. Cuando Louis Lumière hablaba desde el estrado, su hermano Auguste proyecta por sobre su cabeza la vista animada “Salida de los Obreros de la Fábrica Lumière en Lyon Montplaisir” sorprendiendo a todos los presentes y demostrando que la fotografía podía tener movimiento, el cine estaba naciendo.

01-06-1895 = Cuando la Unión de Sociedades Fotográficas de Francia, celebra su congreso anual en la ciudad de Lyon, los congresistas ya saben lo que vienen a ver; pero no obstante en el día de la clausura del mismo; los hermanos Lumière vuelven a sorprender a todos los presentes proyectando una vista animada rodada durante el congreso donde todos se veían a si mismos en las variadas tomas.-

28-12-1895 = Llega el día del gran estreno de las vistas animadas y el nacimiento del cine. La primera función pública se lleva a cabo en el salón Indien del subsuelo del “Grand Café” de París, sito en el Boulevard des Capuchines Nº 14 con una entrada que costaba 1 franco.

La función duró apróximadamente 30 minutos y se proyectaron 10 vistas animadas: “Salida de la Fábrica Lumière en Lyon Montplaisir”; “Pelea de Bebés”; “Fuente de las Tullerías”; “Llegada del Tren a la Estación de Ciotat”; “El Regimiento”; “El Herrador”; “Partida de Naipes”; “En el Mar”; “Destrucción de Malas Hierbas”; “Demolición de un Muro” y “El Regador Regado” el primer filme de ficción cómica de la historia del cine que mostraba a un jardinero regando el jardín, y un chico que pasa le pisa la manguera; y al no salir el agua decide observar el pico de misma y es cuando el chico deja de pisar la manguera y sale el chorro de agua que le da en pleno rostro, mientras el chico escapa corriendo.

Ello causó la algarabía del público que instantes antes cuando se proyectó “Llegada del Tren a la Estación de Ciotat” se llevaron el gran susto de sus vidas, con el desbande de los espectadores de las tres primeras filas de sillas porque el tren se les venía encima, ya que la imagen de la máquina en movimiento al acercarse de frente a la cámara tomavistas filmando desde el andén dio la sensación de que estrellaba al público.

Por supuesto que después ocurrió la risa generalizada y algo nerviosa de los que se asustaron, frente a los de atrás que no alcanzaron a moverse, y la función continuó sin inconvenientes. Así fue la primera gran función de lo que sería el cine, y en la misma se dan dos circunstancias del logro de las imágenes en movimiento; la sensación de pánico colectivo y la algarabía del primer filme cómico.

Después de esta primera proyección de las vistas animadas de los Hermanos Luis y Auguste Lumière, la cosa ya sería diferente porque ya se había corrido la voz de lo que iban a ver; por lo que aumentaron los espectadores. Así nació el cine como espectáculo de masas.

Contenido Relacionado