Cultura

Consejo Asesor de Protección Patrimonio (CAPP) - 6 de Abril de 2019 - Nota vista 492 veces

La importancia de conservar y apoyar las iniciativas culturales

Es vital para seguir desarrollándonos, no sólo como individuos, sino como comunidad.

Pero, qué es ¿cultura?

Es el conjunto de conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que caracterizan a un pueblo, a una clase social, a una época, etc. Y debe ser preservada porque es lo que caracteriza y define a un pueblo. Es lo que nos hace únicos, lo que nos diferencia de otros pueblos y otros individuos.

¿Dónde radica la importancia

de la identidad?

La identidad de un pueblo radica en su Patrimonio Cultural. Básicamente es el conjunto de bienes tangibles e intangibles, que constituyen la herencia de un grupo humano, que refuerzan emocionalmente su sentido de comunidad con una huella propia y que son percibidos por otros como exclusivos (obras construidas, artísticas, tangibles o intangibles, naturales o urbanas). Es la expresión que la hermana y acompaña a través del tiempo, conformando “su” historia. Única e irrepetible.

Preservación significa custodiar y cuidar algo para conservar su estado e impedir que pierda su valor, evitando su deterioro. Preservar es amparar y defender este conjunto de bienes muebles e inmuebles, materiales e inmateriales en posesión de particulares o de instituciones públicas, que tengan valor excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte, de las ciencias y de la cultura, es decir de bienes dignos de ser atesorados para comprender el pasado y el presente de la historia local.

El Patrimonio de un pueblo está reflejado en su arquitectura y expresiones artísticas-culturales, y es su más preciado tesoro: es la memoria de sus costumbres. Es conciencia e identidad como una sociedad única que comparte con el paisaje un pasado que los relaciona con el presente. El Patrimonio Cultural, forma parte del paisaje. Es producido por el accionar del hombre en su aspecto integral, y es testimonio de todas las culturas que históricamente se han desarrollado sobre un sitio o paisaje natural, formando una idiosincrasia cultural tangible en el medio ambiente natural que la rodea.

No es posible leer adecuadamente el pasado histórico cultural de un pueblo sin entender la naturaleza que lo rodea. Por ello la preservación de los elementos que identifican a un pueblo no puede prescindir del medio natural sobre el que se asienta. La naturaleza cobra vital importancia en la preservación patrimonial y debe tener un papel importantísimo para cada habitante, ya que no solo se conservan ecosistemas, sino calidad de vida.

La acción de preservar consiste en cuidar, amparar o defender algo con anticipación, con el objetivo de evitar un eventual perjuicio o deterioro. No es detener el proceso de transformación de la ciudad, o un sitio, sino orientarlo, encontrando un equilibrio que tenga en cuenta las necesidades y expectativas reales del momento y de la población.

Contenido Relacionado