Ecología

4 de Abril de 2019 - Nota vista 1467 veces

La “Tierra bola de nieve” se descongeló en un instante

El planeta fue capaz de recuperarse de unas durísimas glaciaciones que lo cubrieron por completo en tan solo un millón de años.

    Hace más de 500 millones de años, nuestro planeta era una inmensa bola de nieve en el espacio. Los glaciares lo cubrían todo desde los polos hasta el ecuador en una interminable extensión de hielo y nieve. La temperatura media de este infierno blanco era de 50 grados bajo cero. Los científicos llaman a este escenario «Tierra bola de nieve» y creen que ha ocurrido al menos en dos ocasiones en el pasado. Ahora, han descubierto que ese misterioso período pudo terminar muy rápido, en apenas un instante geológico hace unos 635 millones de años.

Por qué se produjo un enfriamiento global tan drástico es aún un misterio, aunque algunos investigadores apuntan que pudo ser debido a la puesta en marcha de la tectónica de placas en el planeta. El hielo se acumuló durante varios millones de años, pero «se derritió en no más de un millón de años», dice a la web de la revista «Science» Shuhai Xiao, paleobiólogo del Instituto Politécnico de Virginia y la Universidad Estatal de Blacksburg. Puede parecer mucho tiempo, pero si se tiene en cuenta que la Tierra tiene 4.560 millones de años, se trata realmente de un período muy breve en su historia. El equipo tampoco sabe con certeza qué causó este rápido final, pero sugiere en la revista «Geology» que el dióxido de carbono emitido por antiguos volcanes pudo haber desencadenado un evento de efecto invernadero, causando que las capas de hielo se descongelaran rápidamente.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores dataron rocas volcánicas de la provincia de Yunnan, en el sur de China. Estas se incrustaron debajo de otro tipo de roca, depósitos únicos de piedra caliza y dolostona que se formaron durante el fin de la «Tierra bola de nieve» en respuesta a los altos niveles de dióxido de carbono en la atmósfera. Usando técnicas de datación radiométrica, el equipo encontró que las rocas volcánicas tenían 634,6 millones de años, más o menos 880.000 años. En 2005, un equipo diferente de científicos fechó rocas volcánicas por encima de un límite similar en un lugar diferente, en la provincia china de Guizhou. Tenían 635,2 millones de años, más o menos 570.000.

Lección del pasado

Según Xiao, estas dos fechas son mucho más precisas que las de muestras anteriores y las primeras que pueden usarse para calcular el ritmo de fusión con certeza. Juntas, las dos muestras sugieren que el deshielo global duró aproximadamente un millón de años.

Sin embargo, debido a que las dos nuevas muestras provienen del sur de China, no dibujan una imagen global del antiguo deshielo, dice a «Science» Carol Dehler, geóloga de la Universidad Estatal de Utah en Logan. Para hacer eso, los científicos necesitarían encontrar rocas volcánicas fiables de otras partes del mundo, algo que resulta realmente complicado.

Pero en lo que sí están de acuerdo los científicos es en el mensaje que estos resultados nos dan de cara al futuro. La «Tierra bola de nieve» nos dice que el planeta puede cambiar de manera extrema también en un corto período de tiempo, lo que debería hacernos pensar acerca de si nos estamos preocupando lo suficiente por los efectos del cambio climático. Además, algunos investigadores creen que los niveles sin precedentes de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra están alterando radicalmente los patrones normales de las superglaciaciones, de forma que la siguiente se retrasará decenas de miles de años.


Contenido Relacionado