Opinión

29 de Marzo de 2019 - Nota vista 489 veces

La Iglesia está preocupada y advierte: “Hay un síntoma de depresión en el país”

Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, habló de la pobreza y el “temor a perder el trabajo”. Contó que se reunirán con Francisco. “Nos preocupa la creciente afluencia a los comedores”, señalaron.

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), monseñor Oscar Ojea, aseguró que el Gobierno “ve con optimismo el futuro a mediano plazo”, pero que desde la Iglesia están “hondamente preocupados por los términos inmediatos” y advirtió sobre el “humor social” y “un síntoma de depresión que se ve en la sociedad”.

El obispo de San Isidro y extitular de Cáritas ratificó en una entrevista con la agencia Télam la preocupación del Episcopado por la situación social y los recientes índices de pobreza difundidos por la UCA -que la ubicó en el 31,3%- y adelantó que en la próxima visita que harán todos los obispos al papa Francisco -en el marco de la denominada visita ad limina- le llevarán su “preocupación social”.

“Nos preocupa la creciente afluencia a los comedores y percibimos que hay muchísimo temor a perder el trabajo. La situación de las pymes se ve con bastante alarma. Parte de la producción está detenida y estamos empezando a ver con algún desconcierto todo esto. La situación social se hace cada vez más complicada”, describió Ojea.

“El Gobierno ve con optimismo el futuro a un plazo bastante mediano, pero seguimos hondamente preocupados por los términos inmediatos. Por otra parte, el humor social no es el mejor. Hay un síntoma de depresión en el país, de pensar que no podemos resolver nada”, sentenció.

Ojea contó qué propuestas le llevarán a Francisco, a quien visitarán entre el 28 de abril y 18 de mayo. Entre ellas, una “preocupación” por la división que se creó en torno al aborto. “Llevamos un informe de lo que fue el debate sobre el aborto, la percepción que tenemos sobre esta nueva división fuerte que se ha creado, y también todo aquello que tiene que ver con nuestra preocupación social, los aspectos en los que hemos puesto el énfasis para saber si están en consonancia con el Santo Padre”, aseguró.

Y dio más precisiones sobre la postura de la Iglesia: “Los cristianos creemos que el aborto como problemática es, ante todo, un abuso de poder contra el más débil. Al explicitar nuestra postura de estar siempre a favor de la vida, algunos grupos nos identifican con la discriminación a la mujer y dicen que no respetamos su libertad. La Iglesia repudia toda discriminación y violencia contra la mujer. No nos identificamos jamás con aquellos que la ejercen. La mujer merece todo respeto y cuidado y nos duele cualquier agravio que reciba”.

Además, en ese viaje realizarán un balance sobre el funcionamiento de la Iglesia argentina, ante Francisco. “Vamos a rendir cuentas de cómo funcionan nuestras áreas pastorales.

Hace 10 años que no lo hacemos y es la primera vez con Francisco, así que hay mucha expectativa. Ha habido muchos cambios en los dicasterios de la curia romana y les llevamos información sobre cómo hemos trabajado estos años. Tendremos un encuentro con el Papa donde conversaremos sobre cómo va actuando la Iglesia en Argentina”, cerró el monseñor. Fuente: (Clarín).-

Contenido Relacionado