Policiales

13 de Marzo de 2019 - Nota vista 946 veces

Nahir Galarza quiso pasar un elemento prohibido a la cárcel

Nahir Galarza volvió a ser noticia dentro de la cárcel y esta vez es por intentar ingresar un celular escondido dentro de una cartuchera.

La joven condenada a prisión perpetua por matar a su novio a Fernando Pastorizzo en diciembre de 2017, fue sorprendida por los guardias de seguridad de la Unidad Penal femenina de la localidad entrerriana de  Paraná, queriendo meter elementos prohibidos y por tal motivo, recibió una dura advertencia.

Galarza, que dejó de estudiar Abogacía en la Facultad de la Universidad de Concepción del Uruguay, decidió este año iniciar la carrera de Psicología.

El teléfono encontrado es de un equipo antiguo pero funcionaba, por lo que se lo secuestraron y ya anticiparon que además, como sanción, restará puntos en el análisis que realiza un equipo interdisciplinario del Servicio Penitenciario sobre cada interno.

La joven estudia en la Unidad Penal 1, donde rige el sistema de educación a través de un convenio firmado entre el Servicio Penitenciario y la Uader.

Según trascendidos, el equipo interidisciplinario del Servicio Penitenciario le quitará puntos en el análisis que se le realiza a cada reclusa y si bien recibió una advertencia, podrá seguir cursando en el penal ubicado frente a la cárcel de mujeres.

Por otra parte, las autoridades buscan establecer desde cuándo la joven tiene el celular en su poder y qué uso le dio ya que en el pabellón donde está detenida disponen de un teléfono para comunicarse con sus familiares o recibir comunicaciones desde el exterior.


Contenido Relacionado