Agro

9 de Marzo de 2019 - Nota vista 319 veces

Ingresarían unos 25.000 millones por producción agrícola

Las estimaciones proyectan un crecimiento de las exportaciones de soja, maíz y trigo. En el Gobierno aguardan las liquidaciones de dólares entre marzo y agosto.

Con el dólar recalentado por la incertidumbre global y la histeria electoral doméstica, el Gobierno sigue con atención el pronóstico a la espera que ningún factor climático complique la producción agrícola que la luz de las estimaciones promete un fuerte ingreso de dólares genuinos –vía la liquidación de exportaciones– entre marzo y agosto. Por caso, las exportaciones de maíz alcanzarían en un escenario conservador los 4.874 millones de dólares durante este año, lo que significará un aumentando del 13% respecto a 2018. De esta forma se alcanzaría el valor más alto desde 2013, cuando el precio de exportación era un 73% mayor al actual. El dato clave de cara al objetivo del Gobierno de mantener calmo el tipo de cambio para no espantar votos, es que el grueso de las ventas externas de maíz se concentrarán entre marzo y agosto, justo en los meses previos a las Primarias, Abiertas, Simultáneas Y Obligatorias (PASO), publicó Ámbito.

Siguiendo con las proyecciones, las perspectivas son muy buenas, con el 90% de los cultivos en estado normal a excelente lo que augura una muy buena cosecha para la producción de maíz en la campaña actual (2018/2019). En tal sentido, los primeros rindes registrados en el área cosechada, aunque hasta el momento se levantó solo el 4% del área sembrada, marcan récords de productividad. Es por esto que tanto las proyecciones privadas como oficiales esperan una cosecha récord de 45-46 millones de toneladas para el maíz comercial, sin considerar el maíz forrajero. En el caso de las exportaciones de soja (y subproductos) aumentarían 18% para alcanzar los 17.200 millones de dólares. Tras la sequía del año pasado, esta vez el clima colaboró para que el 90% de los cultivos se encuentre en estado normal a excelente. De esta forma se estima una producción de 54 millones de toneladas, aumentando un 45% respecto al 2018.

Contenido Relacionado