Economía

7 de Marzo de 2019 - Nota vista 412 veces

La industria se desplomó un 10,8% en enero: acumuló 9 meses en baja

De acuerdo con los 16 sectores industriales evaluados, el desempeño del primer mes del año fue a la baja en quince de ellos.

Los mayores retrocesos los registraron Equipos de transporte, Maquinaria y equipo y productos textiles.

La actividad industrial cayó en enero 10,8% respecto a igual mes de 2018, en tanto que respecto a diciembre la actividad manufacturera marcó una mejora de 4,6%, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Así lo reflejó el Índice de Producción Industrial manufacturero (IPI) que arrojó para enero una retracción interanual del 10,8%, el noveno mes consecutivo en baja que tuvo su pico en diciembre con una caída del -14,8%.

De acuerdo con los 16 sectores industriales evaluados, el desempeño del primer mes del año fue a la baja en quince de ellos, encabezados por Equipos de transporte (-58,8%); Maquinaria y equipo (-42.8%); Productos textiles (-27,9%); Minerales no metálicos (-19%); Vehículos, carrocerías, y autopartes (-18%); Metálicas básicas (-15,2%) y Muebles y colchones (-15,5%).

Por el contrario, el único que se movió en alza fue productos de tabaco, aunque el segmento presenta una incidencia cercana a cero.

El organismo aclaró que los resultados de la coyuntura industrial de enero y febrero deberían ser analizados tomando el primer bimestre en su conjunto, dada la variabilidad del período de vacaciones y de las paradas técnicas programadas por los establecimientos industriales.

En el análisis por sector, en el primer mes del año, la división Alimentos y bebidas registró una caída de 2,2% en particular por la incidencia en la elaboración de gaseosas, aguas, sodas, cervezas, jugos para diluir, sidras y bebidas espirituosas, que mostró una caída de 13,5% a partir de una reducción en el consumo interno.

La fabricación de maquinaria y equipo registró una caída de 42,8% con la principal incidencia en la producción de maquinaria agropecuaria y, en segundo lugar, en la producción de aparatos de uso doméstico.

La retracción del 26,3% en equipos, aparatos e instrumentos se observó por el particular desempeño en la fabricación de equipos y aparatos de informática, televisión y comunicaciones, y componentes electrónicos que disminuyó un 57,6% en enero.

Los productos textiles registraron una caída de 27,9% en enero por las mayores incidencias en hilados de algodón y otros productos textiles.

En el segmento de productos de caucho y plástico, con una caída de 12,4%, se percibió el impacto de la menor producción de manufacturas de plástico (-16,2%) relacionada a la disminución en el nivel de pedidos de productos plásticos destinados a obras públicas y construcciones privadas, el sector eléctrico y las autopartes plásticas.

Las industrias metálicas básicas registran una caída de 15,2% fundamentalmente por la menor actividad de la industria siderúrgica, que disminuyó 22,9% en enero.

En cuanto a los productos minerales no metálicos las mayores incidencias se observan en productos de arcilla y cerámica no refractaria y en cemento.

La baja en la elaboración de sustancias y productos químicos (-7,4%) se observó por la incidencia de la elaboración de otros productos químicos que cayeron 37,2%, y en la producción de detergentes, jabones y productos personales, que cayeron 14,9%.

Finalmente, la división correspondiente a vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes registró el efecto de la fabricación de vehículos automotores, que muestra una caída de 37% en enero de 2019 respecto del mismo mes del año anterior.

Suba intermensual

Más allá de los malos datos interanuales, vale resaltar que enero fue el primer mes desde agosto de 2018 en el que el índice fabril muestra un crecimiento intermensual desestacionalizado. Este dato, junto con el crecimiento del EMAE registrado en diciembre, abona la idea de que la actividad habría encontrado un piso en noviembre de 2018, analizaron desde el organismo estatal.

“En términos interanuales, la industria cayó 10,8% debido a que la comparación es con niveles muy altos del índice, previos a la recesión; por ello, en los próximos meses seguiremos viendo datos interanuales negativos, aun cuando se mantenga, como se espera, el crecimiento en los datos mensuales sin estacionalidad. Igualmente, la caída interanual resultó menor a la registrada en diciembre (-14,7%)”, destacaron.

En cuanto al relevamiento de expectativas, éstas continúan relativamente bajas, pero con mejorías respecto de diciembre: la perspectiva de un aumento en la demanda creció de 8,2% a 10,6% y la de aumento del uso de la capacidad instalada de 8,8% a 9,4%.

Contenido Relacionado