Educación

EXPERIENCIAS DE APRENDIZAJE INTERCULTURAL - 27 de Febrero de 2019 - Nota vista 772 veces

Cuatro estudiantes extranjeros llegaron a Concordia a través de Afs Programas Interculturales

El viernes pasado, arribaron a nuestra ciudad cuatro estudiantes extranjeros de nivel secundario, procedentes de diferentes países, para realizar un intercambio cultural por un año.

Voluntarios de AFS y familias anfitrionas se congregaron en la Terminal de ómnibus para brindarles una cálida y cordial bienvenida. 

Thea, de Alemania y Tong, de Tailandia, vivirán en Concordia. Por su parte, Pim, de Tailandia, será hospedada en San Salvador y Pure, también de Tailandia, residirá en Chajarí.

Cada uno de estos jóvenes es acogido por una familia que les abre las puertas de su casa y de su corazón y de una manera natural, se vincula con una cultura diferente. Comparten así, sus alegrías, sus ilusiones, sus proyectos. De esta forma, se crean lazos de amistad que duran para toda la vida.

Los estudiantes también asisten a una Comunidad educativa, lo que posibilita la implementación de la interculturalidad en el aula, a través de actividades de enriquecimiento mutuo.

AFS es una organización internacional, de base voluntaria, no gubernamental, sin fines de lucro que promueve oportunidades de aprendizaje intercultural para ayudar a las personas a que desarrollen los conocimientos, las destrezas y el entendimiento necesario para crear un mundo más justo y en paz.

El propósito de la Organización es fundamentalmente educativo. La educación que promueve es la que permite a la gente cambiar su perspectiva a través de una experiencia que los expone a otras culturas y a otras formas de pensar.

Los procesos de aumento de la globalización crean nuevas demandas cognitivas, actitudinales y de habilidades y, por lo tanto, también crean nuevas oportunidades educativas para las escuelas y los docentes, así como para las organizaciones de aprendizaje no formal que los respaldan. Para participar como ciudadanos globales, todas las personas deben ser capaces de comprender la globalización, tener curiosidad sobre el mundo y los asuntos mundiales, saber dónde profundizar sus conocimientos cuando es necesario y ser capaces de comunicarse y trabajar productiva y respetuosamente con personas de otros países y contextos culturales.

Crear ciudadanos globales, curiosos y de mente abierta a través del aprendizaje intercultural es una tarea constante, necesaria y muy gratificante.

Contenido Relacionado