Salud

26 de Febrero de 2019 - Nota vista 4555 veces

Los riesgos para tu cerebro de la falta de vitamina D

La falta de esta vitamina en ratones condujo a una disminución significativa en su capacidad para recordar y aprender

La falta de vitamina D se asocia con una larga lista de patologías, entre ellas, las que tienen que ver con la salud del cerebro. Ahora una investigación de la Universidad de Queensland, que publica «Brain Structure and Function and Trends in Neuroscience», trata de explicar por qué esta vitamina es tan importante y cómo la deficiencia conduce a trastornos como la depresión y la esquizofrenia. 

El profesor asociado Thomas Burne, del Queensland Brain Institute de UQ, dirigió los estudios, que proporcionan las bases para la investigación sobre mejores métodos de prevención y tratamiento.

«Más de mil millones de personas en todo el mundo se ven afectadas por la deficiencia de vitamina D, y existe un vínculo bien establecido entre esta carencia y el deterioro cognitivo. Desafortunadamente, la forma exacta en que la vitamina D influye en la estructura y función del cerebro no se comprende bien, por lo que no está claro por qué la deficiencia causa problemas», asegura el doctor Burne.

Su equipo encontró que los niveles de vitamina D afectan un tipo de «andamiaje» en el cerebro, llamado redes perineuronales. «Estas redes forman una malla fuerte y de apoyo alrededor de ciertas neuronas, y, al hacerlo, estabilizan los contactos que estas células hacen con otras neuronas», explica.

Los investigadores eliminaron la vitamina D de la dieta de un grupo de ratones adultos sanos y, después de 20 semanas, encontraron una disminución significativa en su capacidad para recordar y aprender en comparación con un grupo de control.

El grupo con deficiencia de vitamina D tenía una reducción pronunciada en las redes perineuronales en el hipocampo, la región del cerebro crucial para la formación de la memoria. «También hubo una reducción drástica en el número y la fuerza de las conexiones entre las neuronas en esa región».

El equipo del doctor Burne defiende que la vitamina D juega un papel importante en mantener las redes perineuronales estables, y que cuando los niveles de esta vitamina caen, es más fácil que sean degradadas por las enzimas.

«Como las neuronas en el hipocampo pierden sus redes perineuronales de apoyo, tienen problemas para establecer conexiones, y esto produce una pérdida de la función cognitiva», señala. El profesor Burne asegura que el hipocampo puede verse más afectado por la deficiencia de vitamina D que otras regiones del cerebro porque es mucho mas activo. «Puede fallar primero porque su alto requerimiento de energía hace que sea más sensible al agotamiento de nutrientes esenciales como la vitamina D».

«El siguiente paso es probar esta nueva hipótesis sobre el vínculo entre la deficiencia de vitamina D, las redes perineuronales y la cognición. También estamos particularmente emocionados de haber descubierto que estas redes pueden cambiar en ratones adultos. Estamos esperanzados de que al ser dinámicos, exista la posibilidad de que podamos reconstruirlos, y eso podría sentar las bases para nuevos tratamientos», explica el doctor.

Dónde encontramos la vitamina D

La vitamina D contribuye a la absorción del calcio y juega un papel importante en los sistemas nervioso, muscular e inmunitario. Una deficiencia de esta vitamina puede llevar a enfermedades de los huesos como osteoporosis o raquitismo. La encontramos en la yema de huevo, pescados azules (salmón, atún y caballa) o en la leche y el queso. También se obtiene a través de la exposición al sol.

ABC Salud


Contenido Relacionado