Interés General

23 de Febrero de 2019 - Nota vista 1044 veces

Gracias padre Raúl Joannás ¡19 años de nuestra vida es mucho tiempo!

El domingo pasado despedimos a nuestro párroco, padre Raúl Joannás, nuestro sacerdote amigo, cercano y preocupado por cada uno de sus fieles de Catedral San Antonio de Padua de la Concordia.

Hay tanta vida compartida que sólo nos queda decirle ¡GRACIAS! 

Gracias por invitarnos, muchos años atrás, a trabajar juntos en la Catequesis Familiar, pastoral que acercó a tantas familias a Dios; acompañarnos y darnos todo el apoyo espiritual y material en la Pastoral Familiar para participar en Encuentros Nacionales. Renovar nuestros votos matrimoniales cuando cumplimos 25 años del sí a Dios; trabajar juntos en los Talleres de Novios preparando a jóvenes parejas a descubrir el plan de Dios para ellos en el noviazgo y por quienes rezamos en las misas de 2do domingo de mes.

Estar siempre presente en el Grupo de Jóvenes con sus consejos, palabras de aliento, confesiones; ayudarnos para participar en la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro 2013, viaje a Paraguay en 2015, estar con nosotros en las misas y celebraciones de campamentos y convivencias; permitir que la parroquia sea nuestra casa, donde podíamos compartir un guiso, una choripaneada, sí, el quincho era lugar de trabajo para hacer fideos, sorrentinos y era también lugar de encuentros y de celebrar la vida.

Son infinitos momentos de ayuda a crecer en la fe y de darnos herramientas cuando aparecían las dificultades propias de la vida y muchas veces nos dijo: “Es Dios el que da el crecimiento”, gracias padre Raúl por ser instrumento de Dios en nuestro matrimonio, ¡tantas gracias de Dios nos alcanzó! Para nosotros fue MAESTRO y damos gracias a Dios por haberlo tenido en nuestra vida en este trayecto.

No se canse de decirle a la gente, con esa alegría tan suya, que Dios los ama mucho, que son amados infinitamente y que no estén triste, como tantas veces nos decía en sus homilías, que fueron una gran catequesis cada domingo y que siempre salíamos fortalecidos.

Que nuestro Señor lo llene de ternura y de una fuerza nueva en esta comunidad y estaremos acompañándolo con nuestra oración siempre.

Este es el tiempo elegido por el Señor y Santa Teresita, su nueva Santa Patrona, a darse con ese SÍ tan generoso suyo en otra parroquia y estamos felices con usted ¡Que Dios bendiga este nuevo comienzo padre Raúl!

Como dice el Salmo 115: ¿Con qué pagaré al Señor todo el bien que me hizo?

Vaya usted con Dios

¡Hasta siempre!

 Gladis y Marcelo Acosta

Contenido Relacionado