Turismo

DEL OTRO LADO DEL CHARCO - 23 de Febrero de 2019 - Nota vista 976 veces

El caer del sol que emociona

De retorno de mis días por costas uruguayas me inspiro para contar, en pocas palabras y encontrar la mejor forma de comentar, como el atardecer emociona.

Piriápolis es unos de los lugares más elegido por coterráneos para pasar unos días en las hermosas playas que bañan el país hermano, si bien hoy la economía de Argentina no es lo mejor, todavía se puede pasar unos días en el mar uruguayo. 

A sólo unos 600 kilómetros por rutas en muy buenas condiciones y otras en arreglo, unas siete horas respetando las velocidades, con cinco peajes de $100 uruguayos se puede llagar a disfrutar de un paisaje espléndido.

Este lugar no está lejos y permite en pocas horas disfrutar de arena, mar y unos atardeceres dignos a la vista junto a la familia, cuando cae el sol se puede ver como hoy con tanto avance de telefonistas, a muchos bañistas filmar el momento, parejas con más de una selfie en sus telefoneo, un silencio total para escuchar de punta a punta, según la playa, un aplauso cerrado que emociona hasta las lágrimas.

Hoy la diferencia con en el cambio de moneda es un poquito más costoso el día a día, pero para pasar datos, la nafta Premium $U 57, una estadía en una casa, de las cuales hay muchas variantes, comienzan desde los $U 1500, un plato en algunos lugares $U 500, incluye bebidas y postre, en otros $U 280, bebidas como cerveza $U 80 en los súper, gaseosas desde $90 en adelante, la carne desde $U 160, pan $U 30 ,productos del mar muy económicos, todo depende del ingenio.

Ya en Punta del Este, ciudad muy cercana a solo 30 KM, en algunos comedores que pudimos visitar se revive el peso argentino 1 a 1.

En esta zona pasando a pocos kilómetros las playas, José Ignacio, Bikini, La Barra entre otras ya en océano Atlántico son muy confortables en todo, servicio, comodidad, seguridad, como en toda la costa.

En fin me dirán, pero la Argentina tiene sus costas, pero en realidad los que contamos con costas más cercanas, aguas más tibias y pocos recursos tratamos de disfrutar unos días de la mejor forma. Aparte del mar, en estas zonas se puede disfrutar de muchos otros lugares, cerros, caminatas, espectáculos, desfiles, castillos, pesca, sol, ferias todos con entradas gratuitas, descanso muy sano, ver familias hasta en los supermercados de compras, algo poco habitual.

Por último, comentar que se puede y si en familia mejor, Piriápolis y las distintas playas del Uruguay, su gente, guardan todavía ese qué se yo....

MG para EL HERALDO

Contenido Relacionado