Economía

22 de Febrero de 2019 - Nota vista 514 veces

La industria de la madera reclama una moratoria para paliar la crisis

Los integrantes de la Mesa Foresto-Industrial, que se reunirán con el presidente Mauricio Macri el próximo 18 de marzo, le reclamarán una moratoria “profunda” que alcance deudas hasta el 31 de enero.

Los integrantes de la Mesa Foresto-Industrial, que se reunirán con el presidente Mauricio Macri el próximo 18 de marzo, le reclamarán una moratoria “profunda” que alcance deudas hasta el 31 de enero. 

“La mochila fiscal es insoportable”, definió Pedro Reyna, presidente de la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (Faima) e insistió en que hay “contrasentidos” como la suba de la tasa de interés de la AFIP en un contexto de caída industrial profunda.

Según el Observatorio Pyme de la Faima, el año pasado el sector registró una baja “sin precedentes”. La producción de madera y muebles se contrajeron 8,9% interanual. Reyna planteó a Gabriela Origlia de LA NACION que, por primera vez en los últimos años, las empresas resolvieron despidos, suspensiones y pedidos de Repro para no cerrar.

“La presión impositiva es insostenible y en el actual cuadro de situación es difícil manejarlo -continuó-. Hay que bajar la presión tributaria y adecuar el gasto del Estado que hoy sostiene a la mitad de la población”.

Sostuvo que el sector necesita “mayor flexibilidad de criterios” por parte de las autoridades para proponer soluciones. “Sufrimos la caída del consumo y, a la vez, estamos ahogados por la tasa de interés y la presión impositiva”.

Entre los avances de la Mesa destacó los alcanzados en el área de logística: “Logró apurar las decisiones oficiales como la generación de nuevos puertos que son fundamentales para reducir costos ya que llegar con un camión de Misiones a Buenos Aires cuesta lo mismo que poner un contenedor de Buenos Aires en China”.

Ratificó que la hidrovía debe explotarse más y avanzar en las soluciones de los problemas que impiden su explotación total. Un tándem de barcazas transportan varias decenas de camiones y eso permite un ahorro significativo.

Se están preparando licitaciones para puertos intermedios y modificaciones en las normas de circulación porque las barcazas -que en su mayor parte son de bandera de Bolivia y Paraguay- debían circular directo a Buenos Aires. Con las modificaciones podrán hacer escalas intermedias.

“El tren Urquiza -que pasa por Entre Ríos, Misiones y Corrientes- llevará más tiempo porque hay que remover todas las vías; es muy económico en costos, pero requiere de una inversión muy importante” dijo.

Respecto de potenciales inversiones, Reyna señaló que la ley de tierras que pone límites a los extranjeros para comprarlas “las frena”.

“Uruguay tiene tres pasteras que le da superávit comercial; nosotros podríamos hacer lo mismo. El 95% de lo que se produce se exporta y hay mercado pero, en cambio, le estamos vendiendo madera a los uruguayos”, precisó.

Contenido Relacionado