Ecología

19 de Febrero de 2019 - Nota vista 1120 veces

Científicos realizan increíbles hallazgos en el Gran Agujero Azul del Caribe

Un equipo de trabajo logró mapear el agujero que posee más de 125 metros de profundidad.



El Gran Agujero Azul es el sumidero más grande y profundo del mundo y uno de los espacios menos explorados por el hombre hasta ahora debido a sus enormes dimensiones y difícil acceso. El lugar ubicado cerca del arrecife Lighthouse, se encuentra a unos 100 kilómetros de Belice y posee 300 metros de diámetro y más de 125 metros de profundidad.

Pero los secretos que esconde están próximos a revelarse luego que el pasado 28 de diciembre un equipo de científicos, en el que además participó magnate Richard Branson, lograra realizar un mapa tridimensional de su interior en una expedición para descubrir que se esconde en su interior.

El equipo de investigadores utilizó dos submarinos con los que pudieron obtener imágenes del agujero, las que fueron compartidas en la cuenta de Instagram de AquaticaSubmarines, empresa dedicada a desarrollar sumergibles para la investigación científica.

La oceanógrafa y jefa de operaciones del equipo de trabajo, Erika Bergman, detalló que uno de los descubrimientos más interesantes que realizaron fue la presencia de estalactitas.

"Eso fue bastante emocionante, porque no se ha mapeado allí antes, no se ha descubierto allí nada hasta ahora", aclaró la científico.

Pero sin duda para la investigador lo mejor de la expedición fue la experiencia de sumergirse en la oscuridad que existe en el agujero.

"Se pierde toda la luz solar y se vuelve todo negro, y allí es totalmente anóxico, sin absolutamente ninguna vida", explicó Bergman.

Sin embargo, gracias a la tecnología utilizada por el grupo se pudieron conocer las asombrosas características del lugar. "Puedes estar a 20 o 30 metros de distancia de una estalactita o un trozo de la pared y verla con todos los detalles perfectos, mejor de lo que la vista podría proporcionar", sostuvo.

Otro de los puntos que llamó la atención del equipo es que pese a la alta concentración de plásticos que actualmente existe en los océanos, el lugar estaba prácticamente libre de residuos.

"Básicamente había dos o tres pequeñas piezas de plástico, y aparte de eso, fue muy, muy claro", comentó la oceanógrafa. .

"Es bueno que haya espacios en nuestro planeta, y la mayoría de ellos en los océanos, que son exactamente como eran hace miles de años y seguirán siendo exactamente como son miles de años en el futuro", sentenció.



Contenido Relacionado