Interés General

16 de Febrero de 2019 - Nota vista 182 veces

Viandas playeras

Hace unos años conocí Sicilia, hice un “giro” por toda la Isla, como lo llaman en el dialecto de la Isla.

Amigos sicilianos me contaron algunas costumbres gastronómicas vernáculas, sobre todo en los habitantes de Catania, pero también de Palermo. Alrededor del Ferragosto * (15 de agosto en el corazón del verano), cuando las familias se reúnen en largas mesas familiares en la playa a partir de las 7 de la tarde, no antes, cuando baja la temperatura que suele trepar los 40 y más grados. Ahí comen y disfrutan como en casa: sin sándwiches, ni snack, festejan con todo tipo de alimentos: 

Antipasti variados, pasta, arrosti (carne asada con guarnición) y una buena sandia helada nunca faltan. Mucho vino y/o sidra fría, sodas para los niños, que son ellos parte importante de la celebración. El encuentro de la familia al fresco junto al mar, se repite también durante todo el verano. Las familias alquilan especie de bauleras en los balnearios, donde guardan toda la temporada: tablas, caballetes, sillas, vajilla y todo lo necesario para una buena reunión.

La sandía protagonista de la zaga: unas horas antes de degustarla la entierran en la orilla del mar para enfriarla. Poniéndole una banderita con el nombre de la familia, para no golpear a los caminantes a la vera del mar.

Las costumbres alimentarias heredadas han cambiado muchísimo para bien, hoy nuestra comida playera, es fundamentalmente liviana, apunta a una comida y/o colaciones abundantes, nutritivas pero fundamentalmente saludables.

Organizadas en heladera conservadoras de temperatura: con cajas, recipientes y bolsitas podemos llevar de todo para nutrir a la familia, en forma saludable y más económica. Especialmente para el almuerzo, pero no olvidar colación a mitad de la tarde antes de volver.

Sugerencias para llevar a la playa y también a la montaña, a la plaza o bien a la terraza.

Rollitos de jamón cocido y queso. Cortado súper finito, no por ahorro sino por calidad. Nos permitirá comerlos con fruta, trozos de melón, sandía, duraznos, uvas sin semillas, ciruelas, banana y todas las frutas que nos ofrece el verano.

Un choclo dulce por persona, pintado con un poco de manteca aderezada. Ubicarlos al sol unos minutos para templar.

Recipientes individuales con ensaladas donde no falte verdes del día, más huevo duro cocinado con amor (para una docena, desde agua fría 12 minutos que incluya unos 5 de hervor, apagar, dejar enfriar, pelar, deben quedarán bien amarillos pero cocidos). Según nuestra economía y heladera diaria, estos verdes se pueden completar con futas secas: nueces, almendras y/o maníes tostados sin sal, frutas pasas: uvas, damascos, dátiles. Queso de barra en cubitos, o bien roquefort en desmigajado. Tomates cherries cortados al medio, también confitados. Y siempre agregar un elemento proteico nutritivo, como fideos o arroz integral, cous cous, lentejas, arvejas…etc. cocidos a punto y enfriados.

Acompañar las ensaladas, con grisines, galletitas de arroz, tostaditas light, etc. Es importante preparar un frasco con vinagreta o limoneta, agregando un picado fino de cebolla roja, 2 dientes de ajo, sal y pimienta. Aceite de oliva y vinagre o limón según elección. Para aderezar nuestras ensaladas.

Opcional gourmet: Palmitos envueltos en jamón crudo, o bien higos frescos si es temporada, polpetini de mozzarella, algunas aceitunas negras y tomates cherries más hojas de albahaca. Más todo lo que se les ocurra y les guste para degustar frente al mar.

Llevar emergencias alimentarias para los niños como son unas buenas bananas y pochoclo que son siempre bien recibidos.

No olvidar termos en lo posible con agua fresca, jugos naturales, rebajados con agua mineral y un poco de azúcar. Y por qué no un buen café, un buen té y una limonada casera y refrescante, con estas opciones cierro esta nota.

LIMONADA CON MENTA Y GENGIBRE

Agua mineral un litro

Jugo de limón natural, 250 c.c.

Azúcar de 100 g

Manojo generoso de hojas de menta (de nuestras macetas o canteros mejor)

20 g de jengibre fresco pelado y cortado en trocitos

200 g de hielo, licuar en forma potente y servir.

TÉ PERFUMADO Y CALIENTE

Preparado con hebras de té ahumado, 1 cucharadita de te cada 2 personas, un toque de azúcar rubia, pieles de naranja y de limón. Colocar en termo pre calentado para que no pierda temperatura.

Café

Quien podrá resistirse a un litro de café que podemos perfumar con 1 C de cacao amargo de buena calidad.

Ferragosto (Wikipedia), es una fiesta italiana de carácter laico celebrada el 15 de agosto y que suele ir acompañada de éxodos masivos hacia lugares de playa o montaña. El término Ferragosto deriva de la locución latina Feriae Augusti (vacaciones de Augusto) que fue una festividad instituida por el emperador Augusto en el año 18 a.C. y que se unía a unas festividades antiquísimas que el mismo mes celebraban el fin de las labores agrícolas.

En la tradición católica el día de Ferragosto coincide con el día de la Asunción de la Virgen María a los cielos.

Contenido Relacionado