Policiales

Mendoza: - 11 de Febrero de 2019 - Nota vista 516 veces

Rescataron a un niño encerrado por dos horas en una camioneta

Una vez más, y con temperaturas cada vez más altas, un niño vivió una situación de descuido familiar. La policía de Mendoza rompió la ventana de una camioneta para rescatar a un niño mendocino de tres años encerrado por dos horas dentro del vehículo en una reconocida feria de frutas y verduras durante la calurosa tarde del sábado.

Según testigos del caso, el menor pasó casi dos horas encerrado en este sector de la feria, bajo un tinglado, con más de 37 grados y en evidentes condiciones de deshidratación. En tanto, el padre, de 42 años, quedó detenido en medio del rescate y se encuentra a disposición de la Justicia acusado por “abandono de persona”.

En la foto, difundida en las redes sociales, se ve como efectivos de la policía rompen la ventanilla con un martillo, y asiste al niño que llora desconsolado.

El hecho se produjo pasadas las 17 en la Feria Cooperativa del Este, en Guaymallén, cuando mayor movimiento comercial hay en el lugar. Tanto clientes como trabajadores de los distintos puestos advirtieron lo que ocurría con el menor dentro de la camioneta Toyota Hilux familiar, la cual tenía puertas y vidrios bloqueados, por lo que dieron aviso a las autoridades.

El caso fue asentado inicialmente en la Comisaría 44ª de Guaymallén. Inmediatamente la Fiscalía dio la autorización para romper la ventana de la camioneta para rescatar al chico, que se encontraba bajo un importante estado de nerviosismo y con taquicardia y sudoración, por lo que fue traslado al efector pediátrico Humberto Notti, informó el diario local El Sol.

Vale recordar, que el pasado 23 de enero, una niña de tres años fue encontrada encerrada dentro del coche en el estacionamiento de una sucursal del hipermercado Easy en Boedo, mientras sus padres realizaban las compras. La joven fue hallada por Pablo Aranda, un cliente de la tienda comercial, quien documentó toda la situación y la publicó en su cuenta de Twitter.

Días más tarde, el 26 de enero, la policía rescató a Jariel, un menor que se encontraba inconsciente por el calor y la asfixia provocadas dentro del auto donde sus padres lo habían dejado encerrado mientras averiguaban precios en una concesionaria. Durante casi una hora, dejaron a su hijo de tres años, durmiendo dentro del auto.


Contenido Relacionado