Interés General

10 de Febrero de 2019 - Nota vista 653 veces

Después de la tarde calurosa, se desató una fuerte tormenta con abundante lluvia en Rosario

a térmica de este sábado alcanzó los 35.7 grados. Al atardecer, el cielo se oscureció y el diluvio no tardó en llegar. Además de agua, en algunas zonas cayó granizo y había fuerte viento. Varias cuadras quedaron anegadas y hubo árboles caídos en el centro. El SMN no había emitido alerta.

Una fuerte tormenta se desató este sábado al atardecer en Rosario, sin que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitiera alerta por fenómenos intensos. De repente, luego de las 19 y tras una tarde calurosa, el cielo comenzó a oscurecerse y el diluvio no tardó en llegar.

Además de la abundante caída de agua, en algunas zonas de la ciudad cayó granizo y el fuerte viento hizo caer árboles en cuadras del centro.

También se anegaron calles, tal como ocurre los días de mucha lluvia en la ciudad.

Aunque el SMN pronosticaba lluvias y tormentas para la tarde de este sábado, los fenómenos no fueron anunciados con el carácter de alerta en el parte oficial.


Este sábado registró una tarde agobiante con sensación térmica que llegó a 35.7 grados a las 15 en Rosario.


El pronóstico extendido indica que este domingo se mantendrá la probabilidad de chaparrones y tormentas con mejoramientos temporarios. (ROSARIO 3)

Contenido Relacionado