Política

Más de 30 sindicatos apoyan la reelección del mandatario - 9 de Febrero de 2019 - Nota vista 296 veces

Para el movimiento obrero Bordet representa la inclusión social y el respeto por los trabajadores

Un total de 34 sindicatos expresaron su apoyo a la reelección del gobernador Gustavo Bordet y así lo hicieron saber en un documento que entregaron al mandatario, en un encuentro que tuvo lugar en el Sindicato de Empleados de Comercio de Paraná.

“Creemos en la capacidad del gobernador para llevar adelante esta provincia, con transparencia, austeridad y equilibrio, para poder realizar las obras que nuestro pueblo necesita y demanda”, destacan.

Entre Ríos con futuro se titula el documento donde los sindicatos cuestionaron al gobierno nacional por “la aplicación de un modelo económico perverso que está destruyendo la actividad productiva, industrial y comercial del país”. Además, se pronunciaron por la reelección del gobernador Bordet y se comprometieron a “impulsar la construcción de un gran frente político nacional que le ponga punto final a este proyecto del neoliberalismo”.

Los gremios firmantes, que representan a mujeres y hombres trabajadores, empleados y obreros del sector privado y estatal, rescatan la gestión de Gustavo Bordet en estos tres años al frente del gobierno provincial y “su firme determinación de defender los intereses de Entre Ríos en un marco político tan adverso como incierto”.

“Valoramos enormemente que en su administración se respete al trabajador público, donde no ha habido despidos, sosteniendo las paritarias como indica la ley y algo muy importante en tiempos de neoliberalismo: los estatales nunca fueron variable del ajuste como sí lo hizo el gobierno nacional”.

“Creemos en la capacidad del gobernador para llevar adelante esta provincia, con transparencia, austeridad y equilibrio, para poder realizar las obras que nuestro pueblo necesita y demanda. Pero así como ponderamos el esfuerzo hecho en este tiempo, también creemos que se deben priorizar todos los recursos que posibiliten la reactivación de la economía entrerriana, impulsando con responsabilidad la obra pública, fundamentalmente la construcción de viviendas, que multiplica el trabajo ante una realidad acuciante”, indican.

“El Peronismo ha sido y es el espacio político con el que nos sentimos comprometidos desde siempre, donde militamos por la transformación y el progreso social de cada trabajador y su familia, y con el desarrollo productivo y económico de esta bendita Argentina. Pero el Peronismo es también el movimiento que debe vertebrar sin exclusiones el gran frente nacional que recupere el país, reconstruya la felicidad del pueblo y la grandeza de la Nación”, agregó.

Más adelante, propuso “para la etapa que viene, la implementación en la provincia del Consejo Económico y Social previsto en la Constitución de 2008, a efectos de crear un ámbito plural con representación de diferentes sectores de la comunidad entre los cuales estaremos incluidos, donde pensar y estudiar las potencialidades a desarrollar en la provincia y la inserción en el mundo del trabajo de los próximos años, en que, todo indica, cobrará mayor importancia el desarrollo vinculado a las tecnologías, resultando necesario enlazar obras de infraestructura, producción con mayor valor agregado, pensamiento regional para insertarnos de forma competitiva en el mundo y desarrollo tecnológico que posibilite mejorar nuestras oportunidades”.

Los gremios recuerdan que “hace tres años comenzó en nuestro país un proceso político, votado por una mayoría de argentinos que creyó en la palabra de un candidato, en consignas y frases publicitarias que ocultaron de manera mentirosa el verdadero significado del cambio propuesto. Hoy el pueblo sabe la verdad, la Revolución de la Alegría no era tal, y todos asistimos a la aplicación de un modelo económico perverso que está destruyendo la actividad productiva, industrial y comercial del país. En sólo tres años esta política ha generado empobrecimiento, aumento de la desocupación a partir de la destrucción de las fuentes de trabajo genuinas, y desaliento a cualquier tipo de inversión que apunte a la generación de nuevos empleos”.

Asimismo, indica que “lo que tanto costó construir ladrillo sobre ladrillo se va deteriorando. Cada derecho, cada conquista, cada avance de nuestra sociedad está en riesgo ante la determinación del gobierno de Mauricio Macri de imponer un plan de ajuste permanente que genera hambre y miseria. Este modelo económico y social lo padecen los jóvenes, que pierden la esperanza en el futuro del país, pero también nuestros mayores, a quienes el retiro, después de una vida de trabajo, se va transformando en una pesadilla”.

“En lo único que ha sido exitosa la gestión del macrismo y “el mejor equipo de los últimos 50 años”, como les gusta autoelogiarse, es en el escandaloso endeudamiento del país y en el sistema financiero, donde los bancos y grandes especuladores han hecho y hacen gigantescos negocios con enormes ganancias”. Y como la única verdad es la realidad hoy sabemos que el cambio que prometieron era una gran mentira, y el objetivo era destruir un proyecto de país con desarrollo industrial, de alta tecnología y generación de empleo, y premiar al que apuesta con bonos, letras o tasas de interés, mientras la Argentina productiva, industrial y científica se va apagando”.

Finalmente, el documento indica que “es tiempo de definiciones. Acompañamos y nos comprometemos a trabajar con nuestro gobernador, a aportar ideas y proyectos para la gestión, a impulsar la construcción de un gran frente político nacional que le ponga punto final a este proyecto del neoliberalismo, para que vuelva la esperanza y la alegría verdadera a nuestro pueblo”.

Compromiso

El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Daniel Ruberto, dijo que el documento entregado al gobernador fue elaborado en forma conjunta por más de 30 gremios para expresarle “el compromiso de sus dirigentes y los activistas del gremio con el proyecto de reelección, de unidad del peronismo y de ir como un frente para tratar de mantener la provincia en manos del compañero gobernador Bordet e intentar en el futuro recuperar la presidencia de la Nación para que haya un país más justo, que incluya a la gente, que potencie su industria nacional porque en todos los países del mundo están ganando nuevos presidentes que se llaman de derecha pero son proteccionistas profundamente”.

Y agregó: “Nosotros queremos que se abandone profundamente lo que han sido estos últimos tres años de especulación financiera que los únicos que han ganado han sido los bancos extranjeros que hoy son acreedores en más de 80.000 millones del pueblo argentino y antes no estábamos endeudados”.

En ese sentido, Ruberto afirmó que “el movimiento obrero siempre apostó a una Argentina inclusiva, con justicia social, con el desarrollo de una industria y pleno empleo para todos”.

Dijo que Bordet se “diferencia de lo que ha sido el gobierno nacional, no despidió empleados, respetó las paritarias. Con los pocos fondos que hay encaró programas de obra pública y vivienda para tratar de mantener dinámica la economía. Cubrió de alguna manera la quita de subsidios del Estado nacional para que los trabajadores se vean beneficiados con el subsidio al transporte, el IAPV que era una política que el Estado nacional había dejado, el gobierno de a poco va retomando la construcción de viviendas. Además de ser un gobierno ordenado tiene un proyecto, con un claro respeto a los trabajadores, a sus fuentes de trabajo, a las paritarias. Por eso el movimiento obrero lo apoya”, concluyó Ruberto.

Contenido Relacionado