Policiales

Caso Ojeda - 9 de Febrero de 2019 - Nota vista 2316 veces

El fiscal Núñez, se refirió a las declaraciones de la enfermera imputada

La enfermera Romina Duráez, imputada como partícipe necesaria del supuesto homicidio por “mala praxis” que tiene como principal autor al doctor Daniel Ojeda, declaró tratando de despegarse del profesional. El fiscal de la causa, Martín Núñez le quitó peso a dichas declaraciones.

A propósito del estas declaraciones, EL HERALDO se comunicó con Núñez quien expresó que no le otorga gran relevancia a lo expuesto por la enfermera, puesto que la declaración se realizó pasado los ocho días de detención y luego de haber visto y analizado detalladamente todas las pruebas existentes en su contra y declarando con el lógico asesoramiento de su defensor Carlos Ruiz Díaz por lo que sería al momento su mejor opción de defensa.

“Ella declaró diciendo que no tuvo ningún contacto con la el cuerpo de la víctima”, la estrategia de Romina se basó en no muy logrados intentos por desvincularse o alejarse de la escena principal (el momento de la cirugía).


Asimismo declaró que no instrumentó al doctor Ojeda y que él se instrumentaba solo comúnmente que solo sostuvo el aparato de liposucción y que tampoco colocó la anestesia sino que lo habría hecho otra enfermera que se retiró del espacio utilizado como quirófano.


Núñez expresó que en referencia a las amenazas que le llegaron a la otra enfermera, Duráez dijo, “habría sido amenazada con sus hijos por el Dr. Ojeda para que amenazara (valga la redundancia) a la enfermera que se fue en la ambulancia con la paciente y para ayudarle a sacar las cosas (pruebas) del lugar del allanamiento”.


Por último, pronunció que ella no es la persona que se ve en el video y que tampoco sabía que la clínica no tenía la habilitación correspondiente.



El caso


El pasado 27 de enero, Iris Amaro Batista de 45 años, oriunda de Paysandú (Uruguay), se sometió a una cirugía estética que lamentablemente habría terminado con su vida; la misma fue realizada en la “clínica de cirugía estética” a cargo del Dr. Ojeda.


Al momento, él y la enfermera Romina Duráez, se encuentran detenidos a modo de prisión preventiva acusados por supuesto homicidio simple y partícipe necesario de homicidio, respectivamente. Con 60 días de arresto para él y 30 para ella, cumpliéndolos en la Comisaría de la Mujer de ciudad.


  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado