Agro

Bolsa de Cereales de Entre Ríos - 25 de Enero de 2019 - Nota vista 573 veces

Preocupación por los productores

Ante la crítica situación derivada por las continuas lluvias que afectan a la provincia, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos expresa la preocupación de los productores agropecuarios ante las pérdidas ocasionadas, inclusive por campos anegados.

Cabe recordar que el ciclo 2017/18 se caracterizó por una sequía de magnitudes históricas, que afectó severamente a la producción de soja y dejó como saldo deudas de importancia en el productor entrerriano. Parte de esta deuda debe ser pagada con la producción del presente ciclo agrícola.

“Los productores agropecuarios entrerrianos necesitan la asistencia crediticia al ver que su inversión en la producción, tanto agrícola como ganadera, se pierde por las inusuales lluvias que afectan a la producción”, sostuvo el presidente de la BolsaCER, Ing. Néstor Luciani.

A su vez, el dirigente destacó la necesidad de avanzar en un Seguro Agrícola, para afrontar este tipo de contingencias climáticas. Las continuas anomalías están siendo recurrentes y tienen impacto en los sistemas de producción agrícola de Entre Ríos y en el resto del país. Esto ha generado una gran inquietud entre los productores.


Preocupación por la red de caminos rurales  

Entre Ríos cuenta con una red vial que abarca 29.209 km, cabe aclarar que esta información fue obtenida de la Dirección Nacional de Vialidad y de la Dirección provincial de Vialidad de Entre Ríos. Solo el 12 % (3.633 km) corresponden a caminos asfaltados, el 13 % (3.767 km) a caminos mejorados y el 75 %, es decir 21.809 km, son de tierra.

Estas cifras permiten dimensionar la problemática que están padeciendo los productores, ya que las abundantes precipitaciones impiden el acceso a los campos y por lo tanto las actividades (monitoreo de los cultivos, pulverizaciones, siembra, etcétera).

El productor lechero posiblemente sea de los más afectados, ya que los excesos hídricos repercuten negativamente en los litros de leche por vaca y todavía debe tener el desafío de poder sacar su producción todos los días hasta la ruta.

La campaña de trigo alivió levemente la situación económica del productor (ayudó a pagar algo de deuda) y está a la espera de la cosecha del maíz de primera (presenta buenas perspectivas de rinde), aunque todavía debe afrontar el desafío de llevar la maquinaria al campo para la cosecha y sacar la producción. Desde el 1º de noviembre del 2018 al 15 de enero de 2019 la provincia de Entre Ríos recibió una precipitación promedio acumulada de 550 mm. Por lo tanto, se registró un incremento del 83 %, es decir que hubo un aporte extra de 250 mm, ya que el valor esperado en estos 76 días es de aproximadamente 300 mm.

Contenido Relacionado