Agro

22 de Enero de 2019 - Nota vista 768 veces

Productores apícolas son afectados por el “mal del río”

Se trata de una afección que padecen las colmenas de abejas (Apis mellífera), que se caracteriza por una marcada ausencia de larvas en los nidos de cría, despoblamiento e incluso la muerte de colonias de abejas.

Según indicaron desde el INTA, los casos se extendieron en arroyos afluentes al río Uruguay desde la zona Sur del departamento Concordia: Pedernal, Nueva Escocia, Puerto Yeruá, Calabacilla, hasta el sur de la provincia de Corrientes; Monte Caseros y Sauce en establecimientos rurales cercanos al Río Guayquiraró.

Mal de río

Se trata de una afección que padecen las colmenas de abejas (Apis mellífera), que se caracteriza por una marcada ausencia de larvas en los nidos de cría, despoblamiento e incluso la muerte de colonias de abejas.

Las primeras referencias que describen esta enfermedad en la década del ‘40, se encontraron en la República Oriental de Uruguay, sin embargo el hallazgo del agente y causas de la misma es muy reciente. Informaron que en el año 2018, un equipo de investigación del vecino país, liderado por el Dr. Ciro Invernizzi relacionó la sintomatología del “mal del río” con la presencia de Epormenis cestri, una chicharra que se alimenta de la savia de especies nativas de la costa del río Uruguay y arroyos afluentes.

A esta chicharrita, se la encontró la mayoría de las veces, en los sarandíes (Sebastiania schottiana) de los que extrae su savia para alimentarse generando a su alrededor, líquidos muy dulces sumamente atractivos para las abejas denominados mielatos.

Estos mielatos, son recolectados por las abejas y utilizados para alimentar a las crías. Las larvas de un día de edad resultan ser las más afectadas siendo éstas intoxicadas y posteriormente mueren.

CASOS EN ENTRE RÍOS

En este marco, los técnicos del Programa Nacional Apícola de INTA, en contacto con el Dr. Invernizzi de Uruguay, comenzaron a trabajar por posibles casos de esta enfermedad en la región, visitando colmenas del departamento Concordia.

Previamente, realizaron visitas a apiarios y muestreos de néctar e imágenes que serían indicativas de la afección. Las muestras de miel fueron remitidas al laboratorio para la detección de mielatos para la confirmación definitiva del diagnóstico.

Posteriormente, el día 10 de enero, en el INTA Concordia y con la presencia del Dr. Invernizzi, productores apícolas afectados por el mal, técnicos del equipo de apicultura INTA del Centro Regional Entre Ríos, que al mismo tiempo forman parte del PROAPI y Rodrigo Toledo como referente técnico de la región, se reunieron con el fin de trabajar juntos para analizar esta problemática.

El especialista uruguayo presentó los antecedentes y hallazgos de la afección, pautas de manejo, últimos resultados de la investigación. Al mismo tiempo, los apicultores fueron comentando cómo detectaron los problemas en sus apiarios; detallando fechas particulares, floraciones observadas, comportamiento de las colmenas, el manejo posterior realizado, los resultados de ese manejo.

Al finalizar el encuentro, el grupo de técnicos se trasladó a la ribera del río para tratar de localizar tanto especímenes de Epormenis cestri como flora nativa del río Uruguay donde estos insectos se alimentan.


Contenido Relacionado