Interés General

14 de Enero de 2019 - Nota vista 274 veces

No la dejaron ingresar al boliche por tener una pierna ortopédica

Gimena Zelaya es de Tucumán tiene 25 años y el sábado a la noche se llevó una sorpresa cuando quiso salir a bailar con sus amigos a un conocido boliche del municipio de Yerba Buena, “La Morocha Bar”, pero cuando llegó a la entrada un patovica la frenó y le dijo que ‘no podía pasar porque había una fiesta privada’. 

Esa respuesta no dejó conforme a Gimena, ya que varias de sus conocidas ya habían ingresado sin problema. Ella insistió y el personal de seguridad le terminó confesando que no podía pasar “por su condición”.

Gimena tiene una pierna ortopédica y el domingo siguiente hizo su descargo en las redes sociales: “Mucho que desear, por ser amputada no me dejaron pasar”. 

En febrero de 2016, Gimena fue atropellada mientras caminaba junto a su novio por la rambla de Mar del Plata, a la altura del Cabo Corrientes. Un auto, conducido por un policía, chocó a otro que estaba estacionado, se subió a la vereda y la embistió. Su pierna derecha quedó atrapada entre el muro y el auto y se la tuvieron que amputar a la altura de la rodilla. Desde entonces, lleva una prótesis.

Desde la cuenta del pub le pidieron “disculpas por el episodio vivido”.

Contenido Relacionado