Cultura

Historia de vida: María Torriente - 10 de Enero de 2019 - Nota vista 534 veces

“De Cuba traigo un cantar”

Por Marcela Cabrera Hay sonrisas que se ven de lejos, y que se sienten verdaderas y sinceras. La de María Torriente, es una de ellas. Ya desde lo lejos empieza a levantar la mano y a saludarte con esa tonada cubana tan simpática. Viste turbantes de colores, collares, suele ir acompañada de sus dos hijas y “canta como los dioses”.
María Torriente ofreciendo su espectáculo “Del Caribe Vengo”

María es de Ciego de Ávila, Cuba, y llegó a Concordia cuando tenía 29 años, en 1996. Un tiempo antes, conoció a una familia argentina, que viajó a su país de origen, para realizar un tratamiento de huesos, mientras ella trabajaba en un hotel de turismo de salud. Esa familia le propuso a María venirse para trabajar con ellos. Ella confiesa que ahí empezó un largo camino.

Le gustó Concordia y se quedó. Su primera sensación fue la de una ciudad tranquila y con mucha naturaleza. Se integró muy bien a la sociedad, lo que la ayudó a adaptarse fácilmente y sobrellevar mejor el estar lejos de Cuba y de su familia.

Conocí a María hace años, cuando era chica; pero recién hace dos, la escuché cantar. Ese día, sentí que se me venía al cuerpo toda la cultura cubana, que tuve la fortuna de palpar y sentir cuando viajé a la isla, en 2010. Su show, que se llama “Del Caribe Vengo”, hace un recorrido por Centroamérica y el Caribe, con canciones que también integran a países como México, Colombia, Argentina y Uruguay; además de compartir temas propios de República Dominicana y Cuba.

La música llegó a la vida de María cuando era una niña. Lo primero que hizo fue cantar en el coro de una iglesia, lo que considera una experiencia positiva, por el crecimiento cultural que le aportó. Su recorrido por los escenarios arrancó cuando unos amigos cubanos la invitaron a cantar. Se juntaron por hobby, pero finalmente salió “algo bueno”.

María disfruta de cantar la música de su tierra, y poder transmitir la cultura cubana a través de la canción: “Esa tierra en la que con poco, hacemos música. Donde tenemos unas riquezas invaluables, en relación a lo cultural. Me gusta mucho la música latinoamericana”, expresó la cantante.

Sus dos hijas son argentinas. Heredaron los rulos envidiables de María. Ella les cantó desde muy pequeñas, y logró que a ambas le gustara la música: “Tu sabés, chica, que logré transmitirles esa pasión. Una toca el violín y la otra baila hasta con el ruido del ventilador (risas)”, cuenta como mamá orgullosa de sus hijas.

Juntas escuchan mambo, chachachá, rumba, son, trova. María siente que, por medio de la música, sus hijas se acercan a sus raíces, y cree que esa es la mejor opción. Entre sus canciones preferidas nombró a “Dos Gardenias”, de Buena Vista Social Club; “Yolanda”, escrita por el cantautor cubano Pablo Milanés, en 1970; así como “Carta a un amigo lejano”, del mismo autor.

María considera que la mejor lucha se hace con canciones; y asegura que las mujeres músicas de Concordia están muy unidas y que es el momento de que puedan estar en los escenarios, y que se las respete y se les dé lugar. “Debe haber más músicas mujeres en los escenarios de la ciudad. Somos contadas con una mano las que hoy tenemos la posibilidad de estar. Pero, de a poco, nos vamos abriendo paso a una igualdad; cuesta, pero lo vamos a lograr”, argumenta María.

Su charla terminó con una frase contundente, y no hizo falta preguntar más nada: “Sólo te puedo decir que de Cuba traigo un cantar”.



//Próximas representaciones de María


La cantante se presentará con “Del Caribe Vengo”, un espectáculo de salsa, ballenato, son y canción, que ofrece junto a su banda.

*El sábado 19 de enero, a las 21, en el Castillo San Carlos. Recital gratuito.

*El domingo 20 de enero, en el Anfiteatro del Lago Salto Grande. Acceso libre y gratuito.




//La canción preferida de María 


“Dos Gardenias”, de Buena Vista Social Club

Dos gardenias para ti

Con ellas quiero decir:

Te quiero, te adoro, mi vida

Ponles toda tu atención

Que serán tu corazón y el mío

Dos gardenias para ti

Que tendrán todo el calor de un beso

De esos besos que te dí

Y que jamás te encontrarán

En el calor de otro querer

A tu lado vivirán y se hablarán

Como cuando estás conmigo

Y hasta creerán que se dirán: Te quiero.

Pero si un atardecer

Las gardenias de mi amor se mueren

Es porque han adivinado

Que tu amor me ha traicionado

Porque existe otro querer

A tu lado vivirán y se hablarán

Como cuando estás conmigo

Y hasta creerán

Que te dirán te quiero.

Contenido Relacionado