Agro

9 de Enero de 2019 - Nota vista 333 veces

Citricultores y el Estado buscan articular estrategias para la prevención del HLB en Villa del Rosario

El intendente de Villa del Rosario, Gustavo Zandoná, se reunió en su despacho con el director de Agricultura de la provincia, Federico Giusti; el referente de Vigilancia y Monitoreo de Senasa, Pablo Flores; el técnico en HLB de la Zona Norte, Julián Canaglia; el presidente de FeCiER, Ariel Panozzo Galmarello; y titular de la Asociación de Citricultores, Martín Rigoni; con el fin de comenzar a unificar medidas y criterios para establecer trabajos estratégicos de prevención del HLB en la región.

En diálogo con Villa del Rosario Net, Gustavo Zandoná brindó detalles del encuentro: “A raíz de los casos positivos que se vienen dando últimamente, incluso con uno en el casco urbano, desde la FeCiER, la Asociación de Citricultores, el Senasa y Agricultura de la provincia están pidiendo trabajar en conjunto entre todos los actores en torno a esta enfermedad que afecta a la citricultura”, señaló y explicó que “lo que se está llevando a cabo actualmente son tareas de monitoreo en plantas y tomas de muestras vegetales, y el vecino tiene que estar tranquilo y saber que solo se llega a la erradicación de las mismas si se detectan casos positivos al HLB”. A su vez, consideró que “hay que realizar un trabajo conjunto para poder concientizar e informar a la población, ya que muchas personas no saben de qué se trata el HLB; es decir que puedan conocer lo que es la Diaphorina citri y cómo detectar los síntomas de la enfermedad en las plantas”. Y acerca de la posibilidad de encarar desde el municipio una campaña, indicó que “tenemos que ver a qué agentes del municipio podemos capacitar, especialmente para que efectúen una labor de concientización y puedan charlar con el vecino, además de aportarle material informativo que seguramente llegará de la provincia”.

Consultado sobre si ha cambiado en los últimos años la opinión de los productores en torno a este tema, el jefe comunal manifestó que “cuando se comenzó a hablar del tema en su momento generó muchas dudas y hubo mucha preocupación, pero, más allá de que es una cuestión complicada, el productor está tomando conciencia. Hay citricultores que tuvieron la posibilidad de viajar y ver en otros países el daño que provoca el HLB, entonces, de a poco, la gente se va concientizando, como por ejemplo en plantar ejemplares saneados y de buen origen”.

“El asunto está en que el productor pueda entender que, si no hacemos las cosas bien, a futuro a la citricultura le puede ir mal”, concluyó Zandoná.

“No queremos generar miedo”

Por su parte, el presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos dijo que “tenemos que empezar a tomar las precauciones necesarias, porque estamos a un paso de que nos cambien el estatus fitosanitario, entonces nos ponemos a trabajar todos en conjunto o la provincia de Entre Ríos perderá el estatus que tiene hoy y será todo más complicado en diversas cuestiones, como la exportación de cítricos”.

reuniÓn

intendente-citricultores-hlb1

“La reunión que mantuvimos fue con ese propósito de comenzar a tomar las precauciones necesarias e iniciar una campaña de concientización en los vecinos, teniendo en cuenta además el caso positivo a HLB hallado en material vegetal de una planta en la zona urbana de Villa del Rosario”

En relación a la reunión mantenida con Zandoná, el dirigente citrícola afirmó que “lo que más le solicitamos al intendente es comenzar a trabajar en la planta urbana, donde nosotros necesitamos que el municipio cuente con las Ordenanzas correspondientes para poder ingresar en los domicilios de los vecinos a monitorear plantas en traspatio”. A ello añadió que “también le hemos pedido, como lo haremos con otros jefes comunales, poder disponer de dos o tres agentes del corralón municipal, que serán capacitados, para que lleven adelante el monitoreo en las viviendas, y así evitar por ahí la desconfianza que tiene mucha gente, especialmente, con el personal del Senasa”.

Luego, sobre la posibilidad de la continuidad de la erradicación de las plantas situadas en domicilios de la zona urbana, Ariel Panozzo Galmarello aclaró que “la planta solamente será erradicada y quemada cuando se confirme que la misma da positivo al HLB, ya sea en Diaphorina o ninfa, tras el monitoreo”.

“No queremos generar miedo, buscamos que los vecinos tomen conciencia y comprendan que lo único que se pide es monitorear las plantas; y que hasta ellos mismos observen y aprendan cómo se lo hace y conozcan los síntomas de la enfermedad”, resaltó el empacador local y recalcó que “entre todos tenemos que cuidar la citricultura, porque en el mundo el HLB ingresó por las plantas de traspatio, no a las quintas comerciales”.

Contenido Relacionado