Salud

3 de Enero de 2019 - Nota vista 449 veces

Difunden recomendaciones para cuidar a los adultos mayores en el verano

El Ministerio de Salud brindó las medidas para prevenir golpes de calor en personas mayores en estas épocas de altas temperaturas.

Quienes superen los 65 años son más vulnerables. Se debe consumir abundante agua y evitar la exposición al sol en horas extremas, es decir entre las 11 y las 16.

Atendiendo a que en la época más calurosa del año suele registrarse un incremento de casos de golpe de calor en adultos mayores, desde el Ministerio de Salud brindaron recomendaciones para su prevención tales como permanecer en lugares frescos y evitar la exposición al sol entre las 11 y las 16, entre las sugerencias más importantes.

En este sentido, el director del Hospital geriátrico Dr. Pascual Palma, de Paraná, Esteban Sartore indicó: “Los adultos mayores de entre 60 y 65 años sobre todo, son más sensibles a las temperaturas extremas, porque no se adaptan tan rápido como los adultos jóvenes a los cambios de temperatura, esto se debe a que los que padecen enfermedades crónicas no regulan la temperatura corporal tan fácilmente o porque consumen muchos medicamentos”.

En tanto, lo primero que se debe hacer es estar atento a los signos y síntomas, los cuales son: piel enrojecida o seca, pulso rápido y fuerte, náuseas, mareos hasta llegar en el peor de los casos a la pérdida de conocimiento. Para prevenirlos se debe estar en lugares donde haya sombra, también ingerir mucho líquido y utilizar ropa holgada y clara. Además, contar con un protector solar mayor a 15 para la piel y usar sombreros o gorras.

Por otra parte, respecto a la alimentación, Sartore recomendó: “Es importante evitar la ingesta de alcohol y el café, así como elaborar comidas fáciles y sencillas que combinen frutas y verduras. Además, no es recomendable el uso del horno en el verano, ya que las altas temperaturas pueden provocar golpes de calor. Los alimentos frescos son una buena opción, antes que los que tengan alto contenido calórico”.

Para refrigerar los ambientes, si no se cuenta con algún dispositivo que permita mejorar el nivel de temperatura como acondicionadores, ventiladores etc, se recomienda tomar duchas reiteradas, ponerse paños de agua fría y airear las viviendas lo mejor que se pueda.

Para finalizar, respecto de la actividad física, Sartore señaló: “Es recomendable que lo hagan en las primeras horas de la mañana o por la tardecita. Para quienes no vienen haciendo nada, es preferible que en esta época no inicien ninguna actividad. Algunos de los ejercicios pueden ser: caminatas, pilates o aquaeróbic”.

   

Contenido Relacionado