Economía

27 de Diciembre de 2018 - Nota vista 673 veces

Un informe indica que Entre Ríos tiene las tarifas de electricidad más caras del país

La provincia de Entre Ríos es la que, en promedio de consumo, tiene la tarifa eléctrica más cara del país. La boleta supera los 3655 pesos por un consumo de 550 kilovatios/hora (kWh) mensual. De ese total de la factura, 1383 pesos representan impuestos y otro tercio equivale a la distribución de la energía.

 En la punta inferior del ránking, la provincia que tiene la tarifa, por consumo, más baja es la de Formosa, ya que cada 550 kWh por mes se cobra 959,5 pesos, los cuales se componen con sólo 166,5 pesos de carga impositiva. Para comparar con la vecina provincia, Santa Fe tiene valores apenas por debajo de Entre Ríos: los 550 kWh de consumo se pagan 3326 pesos, publicó este miércoles Análisis Digital.

Prender el ventilador o el acondicionador de aire, tener encendido el televisor o usar el microondas, no cuesta lo mismo en la ciudad de Buenos Aires que en Río Negro, en Entre Ríos o en cualquier otra provincia del país.

Las facturas de luz difieren principalmente por los costos de distribución y por la carga tributaria que cada gobierno provincial y cada municipio le agregan al valor final de la tarifa. Esto genera que haya diferencias de hasta $2700 entre distintas provincias.

Formosa, por ejemplo, es la provincia con la tarifa residencial más barata, según cálculos privados.

 El consumo de 550 kWh por mes equivale a una factura de $959,5, de los cuales $166,5 son impuestos y el resto representa el costo de generación, transporte y distribución de la energía eléctrica, publicó La Nación.

Como contrapartida, la provincia de Entre Ríos tiene el valor de la luz más caro, con una boleta que supera los $3655 por el mismo consumo de 550 kWh por mes.

 De ese total, $1383 representan la carga tributaria y otro tercio similar equivale a la distribución de energía.

Dentro de la provincia de Buenos Aires, el costo varía mucho entre lo que es la Capital Federal y el conurbano -el área metropolitana (AMBA)- y lo que se paga en el interior de la provincia.

Mientras que las boletas de Edenor y Edesur promedian los $1962 para los 550 kWh, las facturas de EDEN, EDES, Edelap (La Plata), EDEA (Mar del Plata) y el resto de las cooperativas bonaerenses tienen valores de entre $2937 y $3619.

La dispersión de valores está centrada en dos variables: la mayor carga impositiva (en algunos municipios es casi el doble que en la Capital) y el costo de distribución, que disminuye a medida que hay más densidad geográfica, porque el costo de mantenimiento de la infraestructura se distribuye entre más usuarios.

Respecto al informe sobre un consumo de 550 kWh, otras provincias con valores altos de luz son Córdoba, ($3637), Santa Fe ($3326) y Mendoza ($2787,7).

 “Cada distribuidora tiene costos de acuerdo con las características del territorio y de los usuarios a los que debe alcanzar; no es lo mismo prestar el servicio en centros urbanos densamente poblados que hacerlo en el interior provincial, rural y de pequeños pueblos”, explica Verónica Geese, secretaria de Energía de Santa Fe.

“Por ejemplo, la empresa de distribución de la provincia tiene aproximadamente 11 usuarios por kilómetro cuadrado y en la Capital Federal hay más de 600 usuarios.

A la hora de distribuir los costos, dividir entre 600 es muy diferente a dividir entre 11. Así, nunca las grandes distribuidoras del interior tendrán el mismo precio que Edenor o Edesur”, agrega.

Sin embargo, las facturas más baratas se encuentran en Santa Cruz, Formosa, La Rioja ($1501), San Juan ($1907) y Santiago del Estero ($1956). En muchos casos, el servicio está muy subsidiado por el gobierno provincial. (MLG)

Contenido Relacionado