Salud

26 de Diciembre de 2018 - Nota vista 418 veces

Un tratamiento israelí sin cirugía, busca detener los temblores del Parkinson

La firma Insightech desarrolló el único equipo aprobado por la FDA para el tratamiento de los devastadores temblores de las manos que hacen imposible una normal vida cotidiana para los afectados por la enfermedad.

Algunos podemos recordar que hace algunos años, antes de que Internet dominara el planeta, nos asombrábamos ante la noticia de ciertos médicos-psíquicos que presuntamente operaban con las manos y que sin hacer ningún tipo de incisión en la piel podían extraer tumores del cuerpo del paciente.

Pues bien, una firma israelí parece haber convertido tal acto de magia en una realidad científica. Insightech ha introducido recientemente la tecnología que permite intervenciones que destruyen con precisión quirúrgica tejidos indeseables, sin cirugía; es decir, sin abrir ni un milímetro la piel del paciente.

La nueva tecnología presentada por Isightech se llama Exablate Neuro y es el único equipo de ultrasonido enfocado aprobado por la FDA (Food and Drugs Administration) para el tratamiento de los devastadores temblores de las manos que hacen imposible una normal vida cotidiana para los afectados por el mal de Parkinson.

El Exablate Neuro aplica ondas de ultrasonido dirigidas y enfocadas por resonancia magnética (MRgFUS por las siglas designadas por los creadores de esta tecnología) en una maravillosa combinación que permite eliminar exclusivamente los tejidos defectuosos que disparan los incontrolables temblores.

Parece asunto de magia, pero Insightech describe claramente el asunto: “Durante el procedimiento los pacientes están despiertos y alertas para evaluar la respuesta al tratamiento. El feedback térmico en tiempo real le permite al médico saber en cualquier momento durante el tratamiento qué se ha tratado, cuál es el efecto térmico o si se requieren ajustes, así como el resultado inmediato del tratamiento”.

El paciente es preparado por el equipo médico multidisciplinario que incluye un neurólogo, un neurocirujano y un radiólogo. El tratamiento se hace con un exclusivo equipo parecido al emisor de resonancia magnética, con el que se define con precisión milimétrica el área a tratar y con el que también se aplican las emisiones de ultrasonido, mientras se monitorean los efectos. Los temblores deberían desaparecer inmediatamente al terminar la sesión.

El tratamiento es 100% no-invasivo y está diseñado para que, en situaciones normales, el paciente transite un procedimiento ambulatorio, pero, si es que los médicos lo juzgan conveniente durante el procedimiento, pudiera permanecer algún corto período extra en el hospital, pero nunca tan prolongado ni con los efectos secundarios del tratamiento quirúrgico que se practica actualmente.

La única posible incomodidad que pudiera experimentar el paciente podría ser que su cabeza debe ser rapada y debe utilizar un casco especial que requiere que el cuero cabelludo sea anestesiado localmente para garantizar el aseguramiento del dispositivo que enfocará las ondas con una precisión absoluta.

Las MRgFUS elevarán la temperatura del área enfocada produciendo la extirpación o ablación térmica del tejido afectado, mientras que el constante monitoreo del cráneo con resonancia magnética permite el control del tratamiento en tiempo real.

Insightech expone en su página web los resultados clínicos en 76 pacientes que recibieron el tratamiento Exablate Neuro o el procedimiento simulado (un procedimiento idéntico pero sin energía de ultrasonido). Demostraron una mejora altamente significativa, estadísticamente hablando, en las funciones motoras y en la reducción del temblor y una reducción del 69,5% en la amplitud del temblor que se mantuvo en los 12 meses del seguimiento, además de una mejora significativa en las actividades cotidianas y en la calidad de vida del paciente a los tres meses del tratamiento. La mayoría de los efectos adversos fueron transitorios y leves o moderados.

Ya en el continente americano, Europa, Asia y Oceanía suman 120 instituciones que han adquirido esta tecnología. En un irónico giro de la vida y contraviniendo la notoria inclinación hacia el BDS en contra de Israel que impera en Europa, 35 centros hospitalarios europeos cuentan con el Exablate Neuro.

España ha sido especialmente afecta a esta novedosa tecnología. En algunas instituciones de este país se está aplicando el Exablate Neuro sin reservas y con excelentes resultados y algunos de sus neurocirujanos ven su beneficio más allá de su propósito original y se lo imaginan aplicado a tratamientos en otras afecciones neurológicas. No en balde Insightech extiende su uso a la ginecología, urología y oncología.

Este diciembre de 2018 se ha conocido que el Exablate Neuro ha recibido el premio ABC Salud a la Mejor Tecnología. La distinción que otorga este prestigioso diario español tiene como fin […] “galardonar y dar a conocer los proyectos, iniciativas y trayectorias profesionales de entidades, instituciones y personalidades que contribuyen a la aplicación y generación del conocimiento en el campo de la salud y de la sanidad”. Y en relación a la categoría Mejor Tecnología, los organizadores del certamen aclaran que se valora “su relevancia clínica en los aspectos del producto o tecnología que representen un cambio en el paradigma de una enfermedad, una mejora sustancial en la calidad de vida del paciente o las ventajas añadidas respecto a la terapia estándar”.

Otro de los galardones que se suman a la trayectoria de éxito del Exablate Neuro es el prestigioso premio como Mejor Tecnología que le adjudicó en el 2017 el Prix Galien USA, de la Galien Fundation. Además, en 2016 la FDA aprobó el procedimiento y ya 25 estados de los Estados Unidos lo reconocen en los planes de cobertura de seguridad social. En abril de 2018 recibió el Gold Edison Award, en reconocimiento de Insightech por su seguimiento del inspirador espíritu del famoso inventor Thomas Edison. La prestigiosa revista especializada en tecnología y negocios Fast Company incluyó a Insightech en la lista de las más innovadoras compañías del mundo en 2018.

Para dar garantías adicionales del exitoso futuro que le espera a esta innovación médica israelí, la compañía ha logrado un paquete de financiación e inversión de USD 150 millones que allanará el camino hacia la masificación del Exablate Neuro en los tratamientos neurológicos y la aplicación del MRgFUS en el tratamiento del cáncer de próstata, hígado y páncreas, entra otras futuras opciones por venir.

Contenido Relacionado