Interés General

22 de Diciembre de 2018 - Nota vista 691 veces

Un momento para nosotras

A nuestro alrededor pasan constantemente muchos gestos llenos de amor. Detalles simples, pero que marcan la diferencia. Son capaces de revertir situaciones, sacar sonrisas e inundar el alma de energía positiva.

Suceden en todas partes, a cada segundo… Tan solo tenemos que estar atentas para darnos cuenta: 

Un abrazo fuerte y cargado de sentimientos capaz de recomponer cualquier herida.

Una mirada de complicidad.

Una sonrisa de esas que dicen “estoy aquí, con vos y me encanta tu compañía“.

Un regalo porque sí, sin fechas señaladas ni días marcados.

Un mensaje divertido escrito en la heladera.

Poner tu canción favorita porque sabe que te encanta y mejorará tu mañana.

Una dulce y suave caricia.

Decir “me alegro mucho por vos” emocionado.

Mirarte con admiración a través de esos ojos brillantes.

Un “buenos días“, “buenas noches” o “que tengas un buen día“.

Acompañarte en tus momentos importantes.

Tomar tu mano para que no te sientas sola, sino acompañada.

Mostrar interés por lo que hacés; por eso que para vos es el motor de tu vida.

Escuchar tus risas, secar tus lágrimas y advertirte cuando cree que corrés peligro.

Dedicarte unos minutos.

Acompañarte sin pedirlo, porque sabe que lo necesitás.

Estar a tu lado cuando hay sol, lluvia e incluso tormentas.

Hablar con vos cuando has cometido un error, no para decirte que lo has hecho mal, sino para recordarte que de todo se puede aprender.

No hacen falta las palabras para demostrar amor de verdad, de ese que nos eriza la piel y nos abraza el alma. Hay muchos gestos llenos de amor que nos ofrecen las personas que nos quieren que pasan desapercibidos, pero que contribuyen a sentirnos mejor.

Gladis Espiro

unmomentoparanosotras@hotmail.com


Contenido Relacionado