Interés General

22 de Diciembre de 2018 - Nota vista 606 veces

Pirotecnia cero todo el año en Concordia

En nuestra ciudad, está vigente la Ordenanza N° 35936 que prohíbe la tenencia, detonación, comercialización, transporte, almacenamiento, fabricación, venta minorista, mayorista y el uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería por lo que se solicita a la comunidad en general respetar la misma.

Además, con las fiestas llegan los aromas y sonidos propios de ellas. Así entre festejos, celebraciones y reencuentros con los seres queridos aparecen los peligros que acarrea el uso de la pirotecnia.  

Los pacientes que van a las guardias con heridas ocasionadas por uso de pirotecnia son, en su mayoría, menores de 20 años. Estás van desde lesiones leves en superficie ocular y úlceras córneales hasta cataratas, desprendimiento de retina o estallido ocular. Además la pirotecnia sonora representa un impacto negativo en niños con diagnóstico de autismo y en nuestras mascotas. 

Actualmente en Concordia rige la ordenanza N° 35936 que prohíbe la tenencia, detonación, comercialización, transporte, almacenamiento, fabricación, venta minorista, mayorista y el uso particular de todo elemento de pirotecnia y cohetería.

Recuerde, la mejor prevención es simplemente no usarla.

También, debemos recordar la Ley Nº 14346 sobre los “malos tratos y actos de crueldad a los animales” fue sancionada el 27/09/1954; promulgada el 27/10/1954; y publicada en el Boletín Oficial el 5/11/1954 del Código Penal dice:

ARTÍCULO 1. Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.

ARTÍCULO 2. Serán considerados actos de mal trato:

No alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos;

Azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas;

Hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas;

Emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado;

Estimularlos con drogas sin perseguir fines terapéuticos;

Emplear animales en el tiro de vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.

ARTÍCULO 3. Serán considerados actos de crueldad:

Practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables en lugares o por personas que no estén debidamente autorizados para ello;

Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo que el acto tenga fines de mejoramiento, marcación o higiene de la respectiva especie animal o se realice por motivos de piedad.

Intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia y sin poseer el título de médico o veterinario, con fines que no sean terapéuticos o de perfeccionamiento técnico operatorio, salvo el caso de urgencia debidamente comprobada;

Experimentar con animales de grado superior en la escala zoológica al indispensable según la naturaleza de la experiencia;

Abandonar a sus propios medios a los animales utilizados en experimentaciones;

Causar la muerte de animales grávidos cuando tal estado es patente en el animal y salvo el caso de las industrias legalmente establecidas que se fundan sobre la explotación del nonato;

Lastimar y arrollar animales intencionalmente, causándoles torturas o sufrimientos innecesarios o matarlos por el solo espíritu de perversidad.

Realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales.

ARTÍCULO 4. Comuníquese al Poder Ejecutivo.


Contenido Relacionado