Interés General

22 de Diciembre de 2018 - Nota vista 518 veces

Gato Bengal

Por Josefina Ben, Médica Veterinaria

El bengal es una raza de gato desarrollada para parecerse a los felinos salvajes tales como son los leopardos, ocelotes, etc. De origen estadounidense, es resultado fortuito del cruce casual entre un gato doméstico y una hembra leopardo (Prionailurusbengalensis). Las primeras tres generaciones se cruzaron luego con gatos domésticos de rasgos moteados, como por ejemplo, el Mau Egipcio, y se obtuvo una mascota con el manto parecido a un leopardo. A partir de la cuarta generación obtenemos ya a un gato de la raza bengalí totalmente fértil y dócil. 

Apariencia

Es un gato musculoso, de estructura muy robusta y huesos pesados. De gran tamaño y con un peso de hasta ocho o nueve kilos en los machos, mientras que las hembras sólo alcanzan los tres kilos y medio.

El manto y el pelo del bengalí son los motivos de la creación de esta raza. Su pelo se aplasta sobre el cuerpo y es corto, suave y espeso. Puede tener como único tipo de manto el atigrado. Sí puede variar el color de base, en tonos marfíl, crema, amarillo, dorado y naranja. También puede variar la tonalidad de las manchas del manto, que pueden oscilar entre el negro, el chocolate o el canela

Además de su pelaje, los ojos del bengalí son dignos de mencionar: su color es amarillo verdoso y su forma es almendrada.

Comportamiento

Los rasgos más destacables de su carácter son su gran hiperactividad y curiosidad, al igual que sus insaciables ganas de jugar y sociabilizar.

Aunque su origen se encuentra en un felino salvaje, el bengal es cariñoso y muy cercano a su dueño. siempre le impulsará a buscar a su dueño, esperarlo en la ventana o la puerta cuando sabe que vuelve, a dormir en los lugares más cómodos y calentitos, a visitarle cuando está descansando en el sofá.

Su hiperactividad lo convierte en divertido cuando se sobresalta fácilmente y salta haciendo una acrobacia, corre, trepa para colocarse en lo más alto y tener vistas amplias, etc.

Cuidado

El Gato bengala no requiere tantos cuidados, bastará con una buena alimentación, un cepillado regular de su suave pelo y mucho, mucho cariño y atención, sobretodo para jugar con él, pues le encanta jugar.

Salud

Como cualquier felino, puede parecer cualquiera de las enfermedades generales de esta especie. En esta raza se ha encontrado alta frecuencia de luxación patelar, patologías miocárdicas, y atrofia progresiva de retina.

¿Conocían la raza? Personalmente me parecen bellísimos.

Como siempre, estos artículos no pueden reemplazar la visita con tu mascota al veterinario.

Contenido Relacionado