APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Interés General

Tierra del Fuego - 17 de Diciembre de 2018 - Nota vista 371 veces

Ushuaia busca convertir un casino en el centro cultural más grande de la Patagonia

Se trata de un emblemático edificio de 6.000 metros cuadrados con forma de ballena y situado sobre la costa del Canal Beagle, que desde octubre pasado se encuentra cerrado tras la decisión de la empresa de cesar sus actividades y despedir a 90 empleados.

Un importante casino de Tierra del Fuego prevé convertirse en el más grande centro cultural patagónico si se aprueba el proyecto de ley enviado por el gobierno local, a raíz de la iniciativa de dos jóvenes que lanzaron una campaña para que cambie su uso y consiguieron en poco tiempo más de 4.000 firmas.

La idea fue impulsada por dos jóvenes fueguinas de 15 años, Abril Gauna y Micaela D’annuncio, quienes juntaron más de 4.000 firmas en la plataforma Change.org pidiendo que el edificio de la empresa Casino Club se convirtiera en un centro cultural.

Desde el Poder Ejecutivo de la provincia, la gobernadora Rosana Bertone tomó la propuesta y envió un proyecto de ley a la Legislatura para dar inicio al proceso de adquisición del edificio, de lo que, según anuncian voceros de la provincia, será el “Centro Cultural más grande del sur latinoamericano”.

“El edificio inteligente cuenta con una superficie total de 6.000 metros cuadrados con terrazas, un subsuelo con espacio para salas de capacitación y conferencias y dos cocinas industriales.

Con vistas únicas del Beagle, el espacio puede adaptarse para salas de conferencia, teatro, cines y salas de explosiones”, informa en un comunicado el gobierno de Tierra del Fuego.

En este sentido, el secretario de cultura de Tierra del Fuego, Gonzalo Benito Zamora, destacó que “se trata de un antes y un después para la cultura de la Isla, ya que ubica a la provincia en un lugar único para posicionarse en el campo de la cultura a nivel regional”.

La decisión de esta transformación que pondera la cultura sobre el juego aparece como respuesta en un año en el que tres casinos cerraron sus puertas en Tierra del Fuego.


Contenido Relacionado