Opinión

15 de Diciembre de 2018 - Nota vista 1029 veces

Un momento para nosotras

Nuestra vida es tan grande y tan pequeña a la vez. Si le permitimos es como el grano que un día comenzó a germinar, que fue cuidado con amor, con cariño y atención y que creció, dio alegría, sombra, refugio, fruto, semilla y esperanza de un andar, un seguir, un continuar…

Hay situaciones inexplicables que nos suceden, pero todo tiene un fin y una explicación lógica, solo debemos reflexionar qué quieren decir en este momento de la vida, tomándonos tiempo para encontrar respuestas, señales que son como luces en el camino y aprender sin perder oportunidad.

Recordar siempre que lo que cuesta, vale. Cada una es luz y vida. Y esa vida crecerá según como vayas avanzando en el camino. ¡Qué bueno es saber entregarse dando lo mejor de nosotras!, por eso no decaigas ante las dificultades, los grandes logros comenzaron muy pequeños, pero tuvieron ayuda de alguien con esperanza que no se dio por vencido, que no dejó de tener fe.

Cuando te equivoques, cuando sientas que no podés seguir más o cuando creas que todo ha terminado,mirá hacia atrás, observá a tu alrededor y recordá todos tus lindos proyectos.

Mirá cuántas personas que son ejemplo están cerca tuyo, fíjate en todo, pero principalmente en lo positivo y agradecé a Dios un minuto más de vida, agradece esa oportunidad y el criterio que te ha formado para ver las cosas de la mejor manera. ¡Vale la pena!

En esos momentos debemos tomar todo nuestro amor, nuestro coraje, nuestros sentimientos, nuestra fuerza y luchar para salir adelante.

Muchas veces nos preguntamos si vale la pena levantarnos de nuevo, y solo puedo contestar: ¡Hagamos que nuestra vida valga la pena!

Gladis Espiro

unmomentoparanosotras@hotmail.com


Contenido Relacionado