Cultura

Océano de sensaciones - 15 de Diciembre de 2018 - Nota vista 902 veces

Desde España, Damián Octavio Passarella presenta su disco “Buenos días, tardes, noches”

Damián Octavio Passarella es un conocido referente del ámbito cultural concordiense, guitarrista, cantautor, compositor, hijo del artista plástico Nicolás Passarella, también condujo durante años el programa radial “Música y Cultura de Concordia”, al que muchos recordamos con enorme cariño. Ahora sorprende con disco propio y reportando desde Madrid, España. El trabajo en cuestión se llama “Buenos días, tardes, noches”, cuenta con 12 canciones grabadas este año y se puede oír en la página web damianoctaviopassarella.com

En su página Damián Octavio comenta que “Buenos días, tardes, noches” fue grabado al viejo estilo, con músicos e instrumentos reales (lo acompañan Matías Solana y Atilio Notargiacomo) y las canciones, todas de autoría suya, por sus sentimientos y mensajes están llenas de sentido para él, aunque piensa que en ellas muchos podrían reflejarse. El álbum fue grabado entre enero y junio de 2018 en Concordia, en los estudios Larbaudio del propio Matías Solana, quien además de compartir con Passarella la producción y los arreglos, también grabó, mezcló y masterizó. Damián Octavio apunta que espera poder difundir bien este álbum, haciéndolo llegar a muchos oídos atentos, no solo por la calidad de quienes participaron y el resultado que se logró, sino también porque en sus letras y músicas ha puesto lo mejor de sí, lo mejor que tiene para brindar.

Un detalle importante es que el músico cuenta con página y perfil oficiales en Facebook y comparte el disco completo libremente para todo el mundo en su página web, donde además están las letras de las canciones, información alusiva y fotos que le realizó otra artista concordiense, Andrea Baquela. La dirección es damianoctaviopassarella.com

Apenas Damián Octavio me invitó a escuchar “Buenos días, tardes, noches”, comprobé que es un trabajo directo y natural, con un sonido claro, que remite al rock de los setentas y que la lírica es poética y contemporánea. Cae de maduro que les recomiendo que corran a oírlo.

Internet mediante, salvamos la distancia transoceánica y las cuatro horas de diferencia entre Concordia y Madrid y es así que surge la entrevista:

¿Cómo fue el proceso de trabajo previo a la grabación? ¿Cuándo comenzó la composición? ¿Cómo trabajaste los arreglos?

Yo tenía desde hace tiempo ganas de grabar un disco con este estilo, con este sentimiento y sonido, así que de entre mi repertorio fui escogiendo las canciones que entraban en el mismo concepto y componiendo otras nuevas. Hay temas de hace algunos años, y otros surgieron recientemente. Uno de los últimos que compuse fue precisamente "Buenos días, tardes, noches" que le da nombre al disco y que terminó de redondear la idea.

Es un disco muy guitarrero, con mucha guitarra acústica y eléctrica, así que teniendo a un monstruo como Matías en los teclados, él tuvo que tocar lo justo para completar lo que las canciones ya tenían. Hay un par de temas en que toca más, “Haceme una canción para mí” y “Tan especial”, donde es un placer escuchar los fraseos y arreglos que va haciendo con los teclados y también está “Una región desconocida”, en que hace todo un trabajo de sintetizadores impresionante, pero si bien en el disco suenan los teclados más clásicos del rock, hay hammond, rhodes, moog y también hay vibráfono, distintos pianos y órganos, siempre están puestos con mucha precisión, completando los arreglos de guitarra, porque yo compongo mucho con la guitarra y los temas estaban ya muy arreglados. Y, además de las voces, guitarras y teclados, al bajo y la batería los trabajamos mucho y me encanta como quedaron, Matías también toca muy bien el bajo, le gusta mucho ese instrumento y tocó unas líneas de bajo increíbles y en base a arreglos que fuimos haciendo, Atilio con la batería aportó el toque, el sonido perfecto que necesitábamos.

¿Cuál fue la mayor inspiración para escribir las canciones? A qué obedece el nombre del material?

Me inspiran las cosas que vivo, las cosas que me gustan, la música que escucho, estoy influido por muchos músicos a los que admiro y sigo y no me molesta que se note. Al mismo tiempo, creo que uno quiere decir lo suyo y necesita un trabajo interno, de alguna forma hacer silencio para escucharse, para encontrar algo propio para brindar a los demás.

El nombre del disco y de la canción "Buenos días, tardes, noches" es como un juego de palabras, son nuestros saludos de siempre, pero a la vez los buenos momentos, esos buenos días, tardes y noches felices de la vida, y es una secuencia también, el ciclo natural del día con su comienzo, desarrollo y despedida, de hecho la canción empieza con un buenos días, con un despertar lleno de energía y termina muy calma con un saludo de buenas noches, y me parece que expresa bien el concepto del disco, que abarca un abanico de vivencias, y una búsqueda de la felicidad.

¿Qué influencias podés mencionar en concreto para el sonido general de este disco? ¿Cómo fue el trabajo conjunto con Matías Solana?

Nos conocemos con Matías desde la adolescencia, fuimos compañeros de banco en la Escuela Nacional y ya en ese tiempo estábamos totalmente metidos en la música. Pasaron los años y yo tenía como asignatura pendiente grabar con él y cuando surgió la idea de este disco sabía que era el socio ideal. Creo que tanto en la composición mía como en los arreglos y el sonido que trabajamos entre los dos, se va a notar nuestro amor por la música de los 60 y 70, mucho material que escuchamos de rock y pop clásicos, de folk rock y de rock nacional. Al mismo tiempo no deja de ser algo actual, porque es música tocada por gente de hoy. El disco está grabado con tecnología actual, con recursos de ahora, pero tocado por músicos, y buscando una calidez, un sonido natural. El aporte de Matías en esto es fundamental, a la vez de los arreglos y lo que tocó, hizo como ingeniero de sonido en su estudio un trabajo impecable para conseguir ese sonido vintage que yo estaba buscando. Y en el caso de Atilio, también fue muy buena idea trabajar con él, es un baterista excelente que puede tocar muchos géneros musicales y el tipo de estilo que hicimos lo conoce y lo toca a la perfección.

¿Qué nos podés contar de esta nueva experiencia española? ¿Por qué tomaste la decisión de radicarte en tierras ibéricas? ¿Cómo vivís el hecho de haber grabado el disco aquí y mostrarlo a la ciudad a la distancia?

Lo de España es una experiencia llena de alegría y emoción. Hacía mucho que deseaba viajar y venir aquí especialmente, que para mí es muy importante ya que mi madre nació en este país, mi abuela vivió también aquí en su juventud y los recuerdos, las anécdotas, los nombres de personas y lugares españoles siempre estuvieron muy presentes. Llegué a fines de julio a Barcelona, que me deslumbró, pero a los pocos días vine a Madrid y apenas llegué me sentí en mi casa, hay un carácter, una forma de ser, una manera de hablar, que me resultó muy familiar.

Como la oportunidad de viajar coincidió con la de grabar y con mi decisión de dedicarme a la música, fue natural la elección de radicarme en Madrid, que tiene un gran prestigio por su movida musical, y realmente me encanta la ciudad, y también estoy anhelando recorrer todo España, conocer Málaga, donde nació mi madre, ir a la región de Italia de donde proviene mi familia paterna y continuar viajando todo lo que pueda.

¿Tenés previsto presentarlo en vivo en breve en Europa? Alguna presentación en Concordia?

Me alegra poder estar conectado con la gente de Concordia, me apuré a compartir el álbum, antes de editarlo más formalmente, precisamente por eso, porque como se sabía que había estado grabando recibía muchos comentarios y preguntas y el interés por escuchar el material. Yo tengo a mi familia, a muchos amigos, y estoy totalmente ligado a la ciudad, así que espero poder hacer muchas cosas allí y me alegra que mis canciones se estén escuchando, estoy muy feliz de la respuesta que estoy recibiendo de Concordia, y muy agradecido a todos los que se comunican conmigo por este trabajo y ya lo empiezan a compartir.

En este momento tengo muchas ganas de empezar a tocar en vivo en España, formar una banda, y hacer conocer mis canciones. Estoy apenas recién llegado y me encuentro con todo un mundo por descubrir. Espero tener la oportunidad de presentar el disco también en Argentina y en Concordia, con la participación de Matías y Atilio y otros músicos de la ciudad.


Contenido Relacionado