Policiales

12 de Diciembre de 2018 - Nota vista 1223 veces

Se conoció la identidad del fallecido súbitamente

Un hombre denunciaba la pérdida de su padre, se enteró que se trataba del hombre fallecido en el colegio Capuchinos.

Una angustiante realidad la que debemos contar, se trata del ciudadano concordiense fallecido en la esquina del colegio Capuchinos, este lunes 10 de diciembre. Su hijo Marcelo se presentó en la noche del lunes buscando a su padre en una comisaría de Villa Adela, pues se enteró que se trataba de la misma persona fallecida de un infarto.

Se hizo presente en el destacamento de Villa Adela su hijo de 30 años de edad manifestando que desde horas de la mañana Cáceres Julián Andrés, de 61 años, domiciliado en Villa Adela, salió de su hogar y que siendo las 23:30 horas el mismo no había regresado. Su familiar aportó descripciones precisas de su vestimenta al igual que las características y elementos que llevaba el occiso que fue encontrado previamente en Sarmiento y Güemes, lo que hizo suponer que se trataba de la misma persona, asimismo se realizó por parte de personal de la división criminalística el cotejo.

Lamentablemente este joven debió reconocer el cuerpo de su padre perdido. Esto sucedió luego del cierre de nuestra pasada edición a las 00:30 hs. Se acercó a la comisaría segunda en donde se le entregó el cuerpo de su padre Cáceres Julián Andrés.

Contenido Relacionado