Agro

11 de Diciembre de 2018 - Nota vista 1166 veces

La producción de trigo en la provincia, marcó un nuevo récord de los últimos 18 años 

Unas 349.418 hectáreas sembradas con trigo se cosecharon en Entre Ríos, el 86% de las 406.300 hectáreas implantadas en la campaña 2018/19 y marcó un nuevo récord de producción de los últimos 18 años, informó la Bolsa de Cereales entrerriana.

A través de su Sistema de Información (Siber), el organismo señaló que las condiciones climáticas fueron “muy favorables” para el cereal, por lo que existen “buenas expectativas de rendimiento”.

El rinde promedio provincial se sitúa en 3.800 kilogramos por hectárea, unos 1.327 kilogramos por hectárea más que la campaña pasada (49%); y 1.100 más respecto del promedio provincial del último quinquenio (38%).

Asimismo, la Bolsa entrerriana destacó que la producción de trigo “ya superó la del año pasado” que fue de 751.335 toneladas, y estableció un nuevo récord desde el ciclo 2000/01.

Por su parte, destacó que se completó la cosecha de las 2.750 hectáreas sembradas con colza, donde se registró un 25% menos que en la temporada pasada. El organismo determinó que la producción de colza fue de 3.980 toneladas, con un rendimiento promedio de 1447 kilogramos por hectárea.

Maíz y arroz, en crecimiento

En cuanto al cultivo de maíz, la entidad sostuvo que presenta una condición en un “87% muy buena, 11% buena y 2% regular”. Las precipitaciones “han sido oportunas” con un “elevado requerimiento hídrico” en esta época del cultivo, por lo que el escenario “es adecuado, con buena amplitud térmica que favorece el crecimiento y llenado de granos”. El estado fenológico se ubica en plena etapa reproductiva, desde R1 (emergencia de estigmas) a R2 (cuaje).

Respecto al arroz, el 11% presenta una condición muy buena; el 77% buena y el 12% regular, debido a “las intensas lluvias de noviembre que provocaron un atraso en las labores de siembra, fertilización y control de malezas”.

Además en algunos sitios se produjo el “planchado que dificultó la emergencia y redujo la densidad de plantas” por hectárea, y las bajas temperaturas inusuales para el verano “afectan el desarrollo del cultivo”.

En tanto, el estado fenológico abarca estadios desde macollaje a inicio de diferenciación.

Por último, la Bolsa comunicó que la siembra de soja de primera alcanzó un 89%, con una intención ubicada en 800.000 hectárea, un 13% menos que la temporada pasada.

Por otra parte, los colaboradores reportan la necesidad de efectuar resiembras por “excesos hídricos y bajas temperaturas” que provocaron “la muerte súbita de plantas o “dumping off””.

Contenido Relacionado