Policiales

4 de Diciembre de 2018 - Nota vista 653 veces

Demoraron en Ezeiza al hijo de la fiscal acusado de abusar a una joven

“Llamen a mi vieja”, gritó el joven de 24 mientras era escoltado por efectivos de la PSA en la terminal aérea, desde donde iba a viajar a Madrid para presenciar la Superfinal de Copa Libertadores entre River y Boca.

El joven, de 24 años, fue trasladado por la PSA a una sala dentro del aeropuerto, mientras daba una nota a un canal de televisión. “Llamen a mi vieja", sostuvo el acusado, que es hijo de Paula Martínez Castro, fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora.


Según relató a los medios, tenía un pasaje para viajar esta noche a España para presenciar la final copera entre Boca y River en Madrid.


La joven que denunció el abuso contó que el pasado 15 de noviembre concurrió al departamento del Eguillor, quien la instó a mantener relaciones sexuales sin preservativo. Como ella se negó, él la insultó. Luego, le ofreció fumar marihuana y la víctima volvió a negarse. La situación se tensó cuando la joven quiso retirarse del departamento y la puerta estaba cerrada con llave.


La joven contó que salió al balcón a pedir ayuda y que el abuso sexual ocurrió cuando él la hizo reingresar en la habitación.



Tras conocerse la denuncia, Eguillor hizo un curioso uso de las redes sociales para dar su versión de los hechos, con diferentes stories de instagram en los que sostuvo entre otras cosas que la chica habría intentado suicidarse y él la habría salvado de caer por el balcón.


"La salvé. Ustedes me están acusando de algo y la policía me decía 'flaco, vos sos un héroe'. La salvé, la saqué del balcón. Si yo no estaba ahí, la mina moría. Es más, si era un tipito de ustedes, las larvas con cero músculo, la piba se moría. La piba iba al gimnasio, tenía buen orto. La cuestión: cuando la intento sacar, ahí entra la policía, rompe la puerta. Suben los bomberos, nos atan con dos sogas y ahí entramos. Listo, se terminó, no hay mucho más para contar", relató Eguillor.


Tras conocerse el caso, otras jóvenes se sumaron por redes sociales a denunciar otros casos de abusos por parte de Eguillor.