Interés General

4 de Diciembre de 2018 - Nota vista 955 veces

En una fábrica los empleados resignan parte de sus sueldos para que no despidan a uno de ellos

La peor noticia le llegó a un empleado de una empresa dedicada a la fábrica de escaleras, situada en el Parque Industrial de Paraná: Por problemas económicos, la firma decidió prescindir de los servicios de este trabajador.

Al enterarse de la noticia la conmoción fue general entre sus compañeros. Tanto que decidieron plantear una solución solidaria: el resto de los empleados propuso a los empleadores resignar todas las horas extras a cambio de mantenerle el sueldo al hombre despedido. Y la respuesta fue comprensiva.


Los responsables de la firma crearon un convenio extraordinario para establecer este acuerdo: el trabajador conserva su puesto y el resto cobrará un salario menguado pero todos mantendrán su fuente de ingreso.


Desde entonces, hace unos 15 días, el ingenio ganó la vida de esos empleados solidarios. Algunos de ellos, para compensar la merma en los ingresos se rebuscan con el despunte de viejos oficios como venta de salames, quesos y demás elaboraciones propias para recuperar el dinero que ellos mismos decidieron invertir en una acción digna de ser destacada.(Elonce)