Sociales

3 de Diciembre de 2018 - Nota vista 731 veces

Centenario de Villa Zorraquín

Con un festival artístico culminaron los festejos del Centenario de Villa Zorraquín, barrio en el que el pasado 27 de noviembre tuvo lugar el acto central recordatorio de tan significativa fecha.

El evento se desarrolló en la Avda. Vuelta de Obligado y ante un marco de público tuvo sus puntos sobresalientes la entrega de Certificados recordatorios a dos antiguos residentes. En la ocasión fueron distinguidos Raúl Ramírez y Carlos González, quienes muy emocionados recordaron la Villa de antaño y a su familia, afincados en ella a mediados del siglo pasado.

A su tiempo actuaron en el escenario los ballets folklóricos “Azahares de Villa Zorraquín” y “El Triunfo de Colonia Ayuí”. El cantante Horacio Ramírez desplegó un repertorio melódico y tropical, que el público siguió en sus estribillos.

Los conjuntos “Alma de Folklore” y “Los Caminantes del Chamamé” con sus zambas, chacareras y chamamés fue una invitación a la danza y muchas parejas hicieron gala en cada una de las canciones interpretadas.

El otro punto importante fue la coronación de la Reina y Mini Reina del Centenario. El jurado integrado por miembros de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Concordia, entidad representada en la ocasión por las señoras Andrea Lazarte (Complejo Km.248) y Gabriela Denis (Bar Ideal) y el señor Enrique Legarreta, de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Concordia., fueron los encargados de la selección de las soberanas.

El reinado correspondió a Brisa Pérez a quien acompañaron Aylén Alfonso (Vice Reina), Jennifer Altamirano (Miss Simpatía) y Guadalupe Bonomi (Miss Juventud), mientras que fue coronada como Mini Reina, la niña Melissa Méndez.

Ambas fueron coronadas por el titular de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Concordia, el señor Leandro Lapíduz, entidad que donó los atributos que lucirán durante todo el año las flamantes soberanas.

Brisa, de 20 años, Reina del Centenario de Villa Zorraquín, entrevistada al respecto, expresó, “Como soberana representante del barrio donde crecí y pienso seguir viviendo, es muy especial, siento una gran alegría, ansiedad y esperando lo que vendrá día a día en esta hermosa y tranquila comunidad que represento, quería decirle a todos que estoy contenta y orgullosa de representarlos. Además agregó, “Mi primer pensamiento, al escuchar mi nombre, fue debo representar con esmero y dedicación a mi vecindario donde crezco como persona”.

Por su parte, Melissa, con sus escasos 6 años, la alegría y felicidad estaba reflejada en su rostro y también en los de sus padres. 

Contenido Relacionado