Política

29 de Noviembre de 2018 - Nota vista 440 veces

Senadores recepcionaron aportes de diferentes áreas para el tratamiento de proyectos de educación sexual en escuelas 

La Comisión de Educación de la Cámara de Senadores recibió este miércoles a la mañana a funcionarios y docentes para avanzar en dos proyectos vinculados a la enseñanza de Educación Sexual Integral (ESI) en establecimientos educativos de la provincia.

Este miércoles los integrantes de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología de la Cámara de Senadores (Francisco Morchio, Mario Torres, Miriam Espinoza, Miguel Piana, Beltrán Lora; Nancy Miranda; Ángel Giano, Exequiel Blanco y Raymundo Kisser) recibieron a la presidenta del Copnaf, Marisa Paira; a la titular del Programa Provincial de Salud Sexual y Reproductiva, Lucy Grimalt; a la Directora de Salud Materno Infanto Juvenil del Ministerio de Salud, Karina Silva; Coordinadora de Políticas Transversales del CGE, Mariana Romero; el Vocal del CGE, Gastón Etchepare y las docentes Carolina Heis, Jimena Lis González y Victoria Belén Basso, de la Red Interescuelas integrantes de la ESI.

Al dar comienzo al encuentro de trabajo, el presidente de la Comisión, Francisco Morchio, indicó que el debate se da en torno a los dos proyectos de ley que se encuentran presentados y que “hasta ahora no hemos encontrado la forma de integrarlos”, por lo que cedió la palabra a los autores de las iniciativas para sintetizarlas.

• Proyecto de Kisser

El senador Raymundo Kisser (Cambiemos) hablo del proyecto presentado, con diferencias del oficialista que lleva la firma de Angel Giano. “Si bien hay una cantidad de normas que van redundando en el tema de la ESI, sancionar una ley es dotarle de un instrumento legal al CGE”.

“Ha habido un avance en la educación privada profesional, sin embargo el Estado no debe dejar de ser el tutor de quien fija la política educativa. Frente a la proliferación de leyes, decimos que no hay una normativa que fije un programa”, sostuvo.

“Por eso en nuestro proyecto dice en el artículo 2º que creamos un Programa de Educación Sexual Integral y así le damos una herramienta al CGE.

“Sí entendemos que se puede -enfocando bien el punto de vista de la educación- respetar la educación confesional y laica, pero debemos tener pautas mínimas y universales para todos”, aseveró Kisser.

Y agregó: “Lo mejor que podemos hacer es enseñar para evitar la violencia, la delincuencia sexual, etc. Mi proyecto es más ambicioso y amplio, sujeto a que la voz de la pedagogía esté presente, ya que es esencial que así sea”.

“Hace muchos años que hablamos de esto, pero se ha avanzado poco. En algunas escuelas sí, pero en otras, no, y la educación debe ser uniforme, equilibrada, para todos los chicos de la provincia”, por lo cual, dado que “en el CGE ya está creado el Programa, podemos profundizarlo”.

• Planteo del CGE

“Nosotros estuvimos viendo las propuestas de los doctores Kisser y Giano, coincidimos en los fundamentos y en que a este tema hay que profundizarlo. Este año el tema se vio sensibilizado sobre todo por el tema del aborto”, sostuvieron los funcionarios del CGE.

Luego indicaron: “Coincidimos totalmente con el proyecto de  Kisser. Desde 2006 la Provincia tiene un proyecto y creemos que se puede reforzar el programa vigente”. Asimismo señaló que “este año volcamos contenidos especialmente en los alumnos y la familia, que consideramos que también forma parte del sistema educativo.

“Hay instituciones en las que no se está garantizando el derecho, y por eso hay que profundizar la capacitación docente y el tema de los protocolos de actuación”.

“Como sugerencia, respecto del proyecto de Giano, nos parece que dictarlo como materia requeriría de un tratamiento previo y, en ese sentido, nos preguntamos por la viabilidad, es decir, quién va a dictar esta materia, un médico, un docente con un posgrado, quién”, se preguntaron.

Si así fuera se deberían realizar “modificaciones en la estructura escolar”, dijo, y se preguntó: “¿Los chicos se quedarán una hora más? ¿Se deberá reemplazar una materia? ¿Cómo se van a hacer los concursos de esas materias?”.

También se refirieron a lo presupuestario: “Sólo dar dicha materia en la secundaria (350 establecimientos de 1º a 6º año) implicaría un cálculo de alrededor de 8 ó 9 millones de pesos por mes y se deberá tener el presupuesto para ello”.

Luego hicieron referencia a la Resolución Nº 340 del Consejo Federal y dijo: “Debemos formar equipos para garantizar que la ESI se dicte en toda la provincia y equipos institucionales en todas las escuelas para garantizar este derecho a todos los chicos.

“Nosotros proponemos nombrar un delegado para cada departamento y que cada uno obtenga un punto” por esa actividad, señalaron.

Luego consideraron “interesante poder mirar y visualizar el recorrido que ha tenido Entre Ríos en este tema. Siempre hemos sido pioneras en estas instancias.

“Siempre hubo trabajo intersectorial, interministerial y también con personas de la sociedad civil. Hay un recorrido hecho, sabemos que falta, pero también han habido muchos avances de lo que ha sido un tema de agenda pública”.

Ante la consulta del senador Morchio a los representantes del CGE sobre cómo verían que sea obligatorio, los funcionarios respondieron: “Un docente se forma en cuatro años como mínimo. Hay que ver cómo se forma y cómo se evalúa. Nuestra propuesta es formar equipos institucionales”.

A lo largo del desarrollo de las intervenciones, el senador Kisser remarcó con énfasis un aspecto: “Creo que la política educativa no me la puede fijar el sindicato. Es el Gobernador elegido por la gente quien la debe fijar. ¡Esto es política de Estado! Y la política educativa la fijamos quienes gobernamos”.

La respuesta fue inmediata y aclaratoria por parte del CGE: “Debemos aclarar que hay una Mesa que la conforman los sindicatos y esas reformas curriculares se dan por reformas paritarias, no porque nosotros tengamos dificultad para imponer esa política, sino que es la Ley Paritaria la que lo establece”.

Desde el CGE hicieron saber que la aplicación de este tipo de propuestas “lleva un tiempo. Si se toma una decisión debe ser respaldada porque luego habrá conflicto si no se tienen las horas necesarias para aplicarlo, lo cual implicaría más recursos monetarios que deberán estar disponibles”.