Deportes

27 de Noviembre de 2018 - Nota vista 734 veces

Confirmado: la final de la Copa Libertadores no será en Argentina

De acuerdo con la prensa de Paraguay, la definición entre River Plate y Boca Juniors cambiará de sede.

En una reunión en la sede central de Conmebol, en Paraguay, entre los mandatarios del organismo y los presidentes de River Plate y Boca Juniors respectivamente. Allí, se tomará una decisión luego de los incidentes que ocurrieron en las afueras del Monumental el pasado sábado 24 de noviembre, cuando se suspendió el Superclásico trascendental. Pese a que se dejó entrever que el Xeneize podría quedarse con el título sin disputar los noventa minutos restantes de la serie, en las últimas horas creció el rumor de que la final se jugará y cambiará de sede.


El mensaje de Walter Vázquez, comandante de la Policía Nacional de Paraguay, revolucionó los esquemas de aquellos que pensaban que la última instancia de la Libertadores tendría lugar en nuestro país. El líder aseguró que ya comenzaron a trabajar en la organización del operativo de seguridad para albergar el Superclásico en territorio guaraní. "Sería el 9 de diciembre en Asunción", afirmó Walter.


A pesar de esta información, todavía hay que esperar que el Tribunal Disciplinario tome cartas en el asunto y se pronuncie al respecto de lo que sucedió en Núñez. Si el pedido de Boca no prospera y el organismo opta por que la final se dispute, Asunción se consolida como uno de los lugares más factibles para desarrollar el duelo entre el Millonario y el Xeneize.


Vázquez otorgó más precisiones sobre la información que se barajó en las últimas horas. "Estamos trabajando en la organización para ver cómo será el operativo. Sería el 9 de diciembre en Asunción. No sería el sábado 8 como se venía manejando ya que ese día hay peregrinación hasta la Virgen de Caacupé. Los dos estadios que podrían ser la sede del superclásico son: la Nueva Olla, la cancha de Cerro Porteño, y el Defensores del Chaco", explicó el comandante de la Policía Nacional de Paraguay en una entrevista en la radio ABC Cardinal.


Las palabras que Alejandro Domínguez escribió antes de que se reúnan los implicados en la sede central del ente que regula al fútbol sudamericano, parece que se convertirán en realidad: "En la Conmebol que presido, el fútbol no se gana con piedras ni agresiones. Lo ganan los jugadores en la cancha. Y más en Sudamérica con la calidad de nuestros futbolistas".

Contenido Relacionado