APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

26 de Noviembre de 2018 - Nota vista 1327 veces

Las mujeres, al frente de la venta de drogas en la ciudad

Nuestra ciudad no es ajena a la modalidad que maneja el mundo de los narcos a nivel nacional, aquí también nos encontramos con reiterados casos en los que directamente una mujer es la que lleva el mando del negocio ilícito.

En la madrugada de este sábado, tuvo lugar un nuevo allanamiento por narcomenudeo en Concordia, los encargados del mismo fueron la División de Toxicología de la policía, junto al Grupo Especial.

Ingresaron a una vivienda en Cortada Saladillo, entre Castelli y Brown, operativo a cargo de la Jueza de Garantías Dra. María del Luján Giorgio. En este lugar, según se había averiguado previamente, se realizaba venta de estupefacientes y la sospechosa nuevamente es una mujer. Pues esto quedó comprobado luego de allanar el domicilio y la misma se encuentra detenida acusada por infracción a la Ley Provincial N° 10.566 (Narcomenudeo).

Sabemos que es una modalidad que dentro del narcomenudeo se está manejando en varios puntos de la Argentina como por ejemplo en Capital Federal y nuevamente queda demostrado que los delitos en Concordia se aggiornan constantemente.

Se trata de una costumbre que comenzó porque por el carácter de vulnerabilidad que se le otorga socialmente al sexo femenino, el rol de madres, levantan menos sospechas a la hora de realizar los vericuetos que se deben hacer a diario para llevar adelante estos negocios. Las mujeres muchas veces aprovechan a los más pequeños, y/o a sus cochecitos, mochilas o camperas para concretar la compra para revender. Todo vale en el mundo de la delincuencia.

Asimismo, dentro de los elementos secuestrados, particularmente en este operativo, fueron cantidades significativas de cocaína para la venta por menor, también unos $6.000 pesos, elementos de fraccionamiento. Un equipo de música del cual no se pudo acreditar la procedencia y seguramente se sospecha haya sido adquirido con dinero ilegal. Los teléfonos celulares de los presentes que se utilizan como pruebas y para continuar con investigaciones. Respecto a las personas identificadas por haber estado presentes a la hora en la que irrumpió la policía fueron ocho, se pudo saber que se trata de dos hombres y seis mujeres. Y, como mencionamos al principio, se detuvo a la mujer que estaba siendo vigilada por venta de drogas.

Contenido Relacionado