APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Policiales

Indignante - 20 de Noviembre de 2018 - Nota vista 1281 veces

Le dieron domiciliaria al hombre que mantuvo encadenada y dopada por más de un año a su ex pareja

Habría encadenado y dopado a su mujer, durante unos 18 meses. Lo detuvieron tras el escape de ella y los menores, ahora, le dieron domiciliaria con tobillera, para vincularse con sus hijos.

Una mujer de 34 años y sus tres hijos, escaparon el pasado martes 8 de mayo de este año, del calvario que vivieron durante al menos un año y medio, en la casa que compartía con su pareja, en la vecina localidad de Sauce Montrull.



Dos días después, detuvieron a la pareja de la mujer: Juan Carlos Álvarez, de 34 años. El sujeto está acusado de un grave episodio de violencia de género, ya que durante esos 18 meses, el hombre mantuvo cautiva, dopada y hasta, atada con cadenas a su mujer, dio cuenta Elonce.



Con el avance de la investigación, la causa fue caratulada como "privación ilegítima de la libertad agravada por el vínculo", delito al que le corresponde una pena de entre 10 y 25 años de cárcel.



Encadenada y dopada

La audiencia de remisión a juicio, se realizó este martes, en los tribunales de Paraná y según pudo conocer Elonce, el fiscal podría pedir 20 años de cárcel para Álvarez, que permanecía detenido en la Unidad Penal Nº1 de la capital entrerriana, desde el 10 de mayo pasado.



Cabe recordar que los testimonios de la mujer fueron contundentes y en los procedimientos realizados, se incautaron una serie de elementos que comprometen seriamente al acusado.



Se trata de trece (13) candados con sus llaves, siete (7) cadenas, una cámara de filmación externa, un disco rígido y, tabletas de psicofármacos (clonazepam), que el sujeto le habría administrado a la mujer para "mantenerla dopada".


Domiciliaria


Por otra parte, el fiscal Pablo Zoff y la defensa, Corina Beisel, acordaron pedir que se le conceda al acusado, prisión domiciliaria, "para que tenga acceso a ver a sus hijos", explicó y agregó que la prisión preventiva, la cumpliría en barrio Anacleto Medina, donde estará a cargo de su hermana, pudo saber Elonce. Además, se controlará a Juan Carlos Álvarez, con el dispositivo de tobillera electrónica y se le impone la restricción de tener contacto con la víctima o cualquiera de los testigos.


El juez Elbio Garzón accedió al pedido de la fiscalía y la defensa del acusado. "Se pidieron 20 años de prisión para el acusado, este monto no necesariamente, es el que se pida en el alegato de clausura, sino que es para fijar la competencia del tribunal", aclaró Zoff a Elonce. Además, en referencia a la domiciliaria, el fiscal sostuvo que "se accedió a la modalidad de arresto domiciliario, atento a que la causa será remitida a juicio. Tendrá tobillera y estará bajo la responsabilidad de la hermana del imputado", afirmó.


El calvario de la mujer 


De acuerdo a los datos a los que pudo acceder Elonce, la mujer permanecía prácticamente "esclavizada" por su pareja. Daiana, habría sido encadenada a la cama y en muchas ocasiones, era dopada con sicofármacos. Álvarez, tampoco le habría permitido el uso de celulares para evitar que pudiera pedir ayuda.



Las cámaras de vigilancia que fueron secuestradas en el allanamiento a la vivienda del sujeto, eran las que utilizaba para vigilar los movimientos de la mujer, porque sospechaba que ella, tenía escondido un teléfono celular en algún punto de la casa.



Las pocas veces que salían "en familia", Álvarez la habría obligado a caminar al lado suyo y mirar al piso. No tenía que mirar a nadie ni hablar con nadie.



"Logramos recabar todos los elementos y las pruebas con las que vamos a poder sostener en el juicio, la imputación. Esto es, que esta persona, mantuvo más de un año y medio, privada de su libertad a la mujer, valiéndose de amenazas, lesiones y otros medios", afirmó el fiscal Zoff.



La mujer, junto a sus hijos, lograron escapar de la vivienda que la que permanecían cautivos, presuntamente, desde hacía varios años.

Al salir a la ruta, pudieron pedir auxilio. Unas personas pararon la marcha del auto en el que se trasladaban y allí, la mujer pudo contarles del calvario que vivían. Les dijo que venían escapando. 

Fue así que estas personas lograron convencerla de hacer la denuncia. La llevaron hasta la casa de sus padres, y una vez allí, junto a un hermano, inmediatamente radicó la denuncia en Fiscalía. 

"Las fotografías del lugar corroboran que efectivamente ocurrió el hecho. No solamente, por la existencia de las cadenas con las que presuntamente, retenía a la víctima, sino también que había cadenas en las aberturas. Es decir, hay un contexto en el domicilio, que es acorde a la versión que nos dio la víctima", afirmó el fiscal Zoff. 

Los hijos



"Los hijos, que son pequeños, estaban con ellos cuando ocurría todo esto. A la hora de mesurar, el pedido de pena que es bastante importante, tiene que ver con que, aunque los niños no fueron víctimas directas en su integridad física, pero si padecían la situación por estar en este contexto", explicó el fiscal a Elonce, al referirse a la imputación de Álvarez. (Elonce)



Además, Zoff explicó que se esperan los resultados de una pericia psiquiátrica realizada al acusado, aunque adelantó que el hombre estaría en condiciones de ser juzgado.

Contenido Relacionado