Interés General

La pasada semana - 15 de Noviembre de 2018 - Nota vista 925 veces

La Escuela N° 27 Felipe Gardell, entregó un reconocimiento como “Abuela de Oro 2018”

Por su trabajo y dedicación a la presidente de A.TA.PRO.C Rosa Corradini, alias Muñeca.

Rosa Berta Corradini, más conocida como Muñeca nació el 24-08-1935, tiene actualmente 83 años. Nació en una familia de 7 hermanos (seis mujeres y un varón), ella la más chica. Se casó con Roque Abelardo Garnier y formó una familia con 7 hijos, también 6 mujeres y un varón, actualmente tiene 16 nietos y 4 bisnietos.

Teniendo sus hijos chicos aún, su esposo enfermó y falleció. A pesar de no poseer estudios (solo algunos años de primaria), ella lavando ropa para afuera y haciendo pastas para un restaurant logró salir adelante y darles a todos educación. 

A medida que sus hijos iban creciendo y encontrando su destino, se dedicó a colaborar en A.TA.PRO.C un taller protegido donde jóvenes y adultos con capacidades diferentes se encuentran y, a través de un micro-emprendimiento, trabajan y obtienen un incentivo por su esfuerzo. Desde hace más de 26 años, Muñeca concurre a diario al Taller donde ayuda y trabaja a la par de los talleristas. Últimamente, en el mes de julio se operó de cadera por lo que estuvo un tiempo sin poder acudir al mismo, pero los chicos se turnaban para ir a visitarla, ahora ya recuperada y con la ayuda de un bastón sigue con su actividad habitual siendo actualmente la Presidente de esa institución.

En el barrio que la vio desde que era pequeña, todo el mundo sabe que se puede contar con ella, amiga de todos sus vecinos, algunos de ellos compañeros de pequeños.

Muñeca a pesar de que todos sus hijos son grandes, todos los días pregunta o manda WhatsApp para saber cómo pasaron el día y como están sus nietos. Para sus yernos, es una madre más. Y como cosas del destino tiene una nieta especial con Síndrome de Down, que nació mucho después que ella empezara a colaborar en el taller, son esas cosas que Dios hace para premiar a las personas como Muñeca.

Porque solo las familias que tienen personas con capacidades diferentes saben apreciar el verdadero sentido de la vida.

Contenido Relacionado