Salud

13 de Noviembre de 2018 - Nota vista 945 veces

¿Cómo comunicarse con un niño o adulto sordo?

Es una pregunta que muchas veces los familiares y personas allegadas al paciente sordo o hipoacusico (con restos auditivos) se hacen, es importante tener en cuenta los siguientes consejos y ante la duda siempre consulte a un Fonoaudiólogo matriculado.

Siempre dirija su mirada y rostro hacia la persona sorda. Esto posibilita que ella pueda mirar o leer sus labios al hablar y permita ver sus gestos. En caso que la persona presente restos auditivos, y utilice audífonos, ubíquese al costado del oído que tenga mejor audición. Para conversar con una persona sorda o hipoacusia, elija el mejor lugar o asiento. Este debe presentar buena luz y pocas interferencias visuales que permitan ver sus manos y labios. No hable con la boca llena. No mastique chicle ni fume al hablar. Recuerde que la persona con problemas de audición muchas veces lee los labios. 

Para llamar la atención de una persona sorda se realizan acciones visuales, por ejemplo tocar el hombro, su mano etc. Estas son consideradas en salas de clases o lugares de trabajo. Preste atención a la persona cuando le habla. Mire su boca y su cara. Esto le dará claves visuales de la conversación. Recuerde que el canal de comunicación que las personas sordas utilizan es preferencialmente el visual.

Si no entiende algo, hágaselo saber. En ese caso, pida que le repitan lo que no entendió.

Evite interferencias. Por ejemplo, si se encuentra en un restaurante, pida una mesa tranquila; lejos del ruido. En general, evite lugares ruidosos para conversar.

Si no posee dominio de señas, trate de tener papel y lápiz siempre a la mano para que le escriban las palabras que, a pesar de habérselas repetido, no logra entender. Esto evita que se pierda el hilo de la conversación. Sea paciente, positivo y alegre. Esto ayudará en la conversación y evitará la frustración de ambas partes.

La mayoría de las personas sordas tiene altamente desarrollada una memoria visual de lo que sucede a su alrededor. Utilice estos recursos que puedan apoyar en la conversación. Para sustituir los instrumentos domésticos sonoros (despertadores, alarmas, timbres, etc.), utilizan dispositivos luminosos o vibratorios.

Si utilizan teléfonos celulares para comunicarse, hágalo por medio de mensajes de texto (SMS).

Lorena Andrea Solís

 Lic. en Fonoaudiología - MP 240

Contenido Relacionado