• TEMAS DEL DÍA

Policiales

7 de Noviembre de 2018 - Nota vista 14842 veces

Benjamín fue encontrado con vida

Alrededor de las 19.30 horas de este miércoles, tras un llamado a la sala del Comando Radioeléctrico, se recibió la noticia que el niño Benjamín Acosta, de 8 años de edad, había aparecido con vida en zona del arroyo Cambá Paso.

El menor se encontraba en compañía de una mujer y un hombre quienes lo habían encontrado a orilla del mencionado arroyo, donde habían concurrido a pescar.

Benjamín presentaba cortes, similares a pinchazos de espinas y picaduras de insectos, en antebrazo, piernas, pie y zona de la cabeza, sin signos que demostraran situación de violencia. Inmediatamente, el menor fue traslado al Hospital de niños Ramón Carrillo, donde fue examinado por el médico de turno, quien no constató lesiones de violencia y tampoco situación de abuso sexual.

Por disposición del Fiscal en turno, el menor fue trasladado a dependencias de la Jefatura Departamental Concordia, donde fue examinado por el medico policial en turno y mantuvo entrevista con personal del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (COPNAF) (Director y psicóloga), ese organismo dispuso que el niño fuera restituido a su progenitora bajo el cuidado de ella y de la abuela materna.


Benjamín queda bajo el seguimiento del COPNAF.



Crónica sobre la búsqueda de benjamín


El niño Benjamín Alejandro Acosta, con “autismo no verbal”, desapareció el martes 6 de noviembre a las 16:30 horas de su hogar, ubicado en Dr. Florenza al 1100. Vestía remera, pantalón azul y estaba descalzo.

La noche del 6 de noviembre, su madre habló con El Heraldo, en plena búsqueda: “Nosotros llegamos a casa a las 16:30 horas desde la Escuela Especial N° 1. Ni bien entramos, se sacó las zapatillas, tiró la mochila y se escapó mientras yo llevaba la mochila al lugar y también fui un ratito al baño, porque cuando lo acompaño a la escuela y me quedo toda la tarde ahí, entonces necesitaba ir, continúa, cuando salí no estaba más. Lo busqué en la casa y no lo encontré, le dije a mi mamá y salimos a buscarlo”.

“Acá vinieron los de Investigaciones (se refiere a la División de Investigaciones de la Policía) y me preguntaron todo, enseguida se fueron a buscarlo por acá en el barrio y después se empezó a decir que estaba en un lado y en otro, todas cosas falsas, los policías iban y no estaba. Ellos están revisando las cámaras del paseo de compras “Las Palmeritas” porque una señora supuestamente lo había visto, también las cámaras esas que hay en la ciudad”, continuó la mujer.

“Mi novio, ni bien desapareció, salió a buscarlo. Un hombre de acá a la vuelta nos avisó que pasó corriendo y dijo que iba a dos cuadras más o menos, fuimos por el lugar señalado y no estaba, otro hombre dijo que lo había visto también pasar y seguimos para el lado que nos señalaron, pero ya no estaba”, contó.

Su madre relató que, desde su escuela se hicieron presente para prestar colaboración en las primeras horas. En un momento se recibió un dato de que había aparecido en el Hospital Masvernat, pues fueron y no estaba ahí. De esa manera comenzó a circular una información falsa.

A la tarde noche, luego de horas buscando por toda la policía, vecinos y los que ya estaban enterados comenzaron a divulgar el rumor: “¡Lo encontraron!”. Pues averiguamos y fue una confusión. La noticia habría salido desde la policía de la Comisaría Octava quienes a su vez comunicaron a otra y por un rato lo dieron por aparecido. Pues, al poco tiempo supimos que lamentablemente todavía continuaba perdido. Las horas fueron de gran desesperación. “Se armó un teléfono roto”, dijeron los familiares.

Su madre a las 00:30 horas grabó un audio para El Heraldo que dejamos que circulara, ya que cumplió su cometido, esclarecer las versiones en los grupos y redes. “Soy la madre del Benjamín y quiero avisar a todos que hasta ahora no ha aparecido Benjamín Acosta de 8 años. Que andan diciendo y que encima están involucrando a familiares que supuestamente lo tienen. Y no es así nadie lo tiene de la familia, todos los familiares, la abuela hasta esta hora están buscándolo por la calle. Desapareció alrededor de las 16: 30hs y son las doce de la noche y el no apareció todavía”, decía por medio de nuestra cronista.

El triste despertar del día siguiente  


Benjamín continúa desaparecido, confirmó la policía en la mañana del miércoles 7 de noviembre y que seguía su búsqueda, esta vez con la División de Canes.

Ese tipo de búsqueda duró hasta las 10 u 11 de la mañana, puesto que los perros estaban muy cansados. La etapa se retomó a las 14 horas, desde donde se había dejado y culminó pasada las 19 horas con el feliz encuentro de “Benja”, el niño que poco a poco se ganaba el corazón de más y más personas que apoyaban a su manera.

La marcha el punto de inflexión de toda la búsqueda

A las 15 horas, su madre convocó por medio de la prensa, a una marcha en pedido de la pronta aparición de Benjamín, “la idea de la marcha no es desprestigiar el trabajo policial sino que la gente sepa, porque alguien tuvo que haber visto algo”, decía la mujer.

Fue numeroso el grupo que se unió con un mismo propósito. La caminata contó con la presencia de vecinos del barrio donde vive el chiquito y su familia (muchos se sumaron en el camino).

El trayecto recorrido a pie con fuerzas e ilusión fue desde el domicilio (casa de Benja) hasta las inmediaciones de calle La Pampa y Presidente Illia donde cortaron la calzada, por una hora y media aproximadamente.

El rol de los vecinos, el motor que no dejó de ANIMAR

Fue en este caso la presión constante de la gente que conocía a Benjamín, la energía vital que llevaba a todos a no abandonar, seguir a pesar del cansancio, y las desesperanzas que de vez en cuando se hacían presentes.

La gente del lugar arrojó sospechas para con el novio de la madre. Ellos dijeron que luego de la marcha, el novio de la madre (Gustavo) se habría enojado con los residentes de la zona “esto a mí no me sirve, que armen put... por facebook”, habría dicho el joven.

Además, se habló sobre que este joven habría comentado, que él no se preocupaba porque seguramente lo tenía un “tranza” y que iba a apretar para que paguen y ahí lo iban a devolver. La multitud habló para los medios sobre golpes que recibía el niño por parte de su reciente padrastro.

Finalmente, el menor apareció con vida, sano y salvo. Entonces nos preguntamos ¿qué nos queda luego de la aparición de Benja?, seguramente mucho por reflexionar, incluyendo nuestro accionar como sociedad.