Salud

1 de Noviembre de 2018 - Nota vista 919 veces

Plantillas para personas con diabetes

Facundo Noya se encontraba acompañando a mi papá en un hospital en Concordia, cuando una mujer ingresa con una infección producida por una chinche que tenía clavada en su pie. Ella no pudo sentir ningún dolor, ni molestias debido a que tenía diabetes. Como consecuencia de la infección que se produjo, aquella mujer que ingresó caminando al hospital, debió someterse a una intervención quirúrgica, y su pie debió ser amputado.

Ebers nace a partir de esta experiencia, como un proyecto de tesis para la Facultad de Ingeniería Biomédica de la Universidad Nacional de Córdoba en el año 2016. 

La diabetes es la principal causante de amputaciones no traumáticas en el mundo, y la mejor forma de evitar que se produzcan úlceras, es mediante la prevención.

En Ebers desarrollamos plantillas inteligentes que tiene todo lo necesario para el cuidado del pie. Mediante sus sensores de temperatura y humedad, pueden monitorear y controlar el microclima dentro del calzado, y también desde sus sensores de presión, nuestras plantillas realizan un estudio sobre la marcha y pueden detectar que no haya nada dentro del calzado que pueda provocar una lesión en el pie. En el caso de que se detecte que algo no anda bien, el usuario de la plantilla es alertado mediante una aplicación a su celular, para que éste pueda acudir a su médico y tomar las precauciones y los cuidados necesarios.

Toda la información que la plantilla va recopilando, es sincronizada con nuestra plataforma web, a la que el médico va a tener acceso, de esta manera pueda ver el estado del pie del paciente entre cada visita.

De esta forma, logramos devolverle el control de sus pies al usuario, para que éste pueda sentirse nuevamente empoderado, no solo sobre sus pies, sino también sobre su vida.

En agosto de 2017, decidí continuar con el proyecto. Para eso busqué realizar nuevas alianzas, que me ayudaran a fortalecer todas las áreas que integran este proyecto. Además, comenzamos a participar de varios concursos para poder recaudar los fondos para llevarlo a cabo. En Diciembre pasado, viajamos a Dubai, donde ganamos Masterpiece nuestro primer concurso internacional, ese mismo mes, ganamos en la provincia de Buenos Aires el concurso Potenciate Sueños por 200.000 pesos, este año viajamos a Canadá, representando a la Argentina en el General Student Entrepreneur Awards, y en los premios Everis de la Innovación en España.

Hoy estamos incubados en la Fundación Argentina de Nanotecnología, donde realizamos el diseño de los sensores y el encapsulado junto a Bernardo Villares y Juan José Ortiz.

También, estamos comenzando las pruebas en diferentes instituciones de la provincia de Buenos Aires y Córdoba.

Desde que comenzamos con el proyecto hemos tenido la posibilidad de poder charlar con varias personas que tienen pie diabético, algunos con lesiones severas, otros con pequeñas lesiones. Ambos dos, lo que los lleva a consultar a un especialista es cuando estos ya poseen algún tipo de lesión.

Los personas no detectan que algo malo está pasando en sus pies, ya que no tienen la capacidad de sentir dolor, esto se debe a que la diabetes daña los nervios vasculares del pie, anulando la capacidad de sentir cualquier clase de estimulación, además, los niveles anormales de glucosa en sangre, hacen que sea mucho más difícil para ellos regenerar el tejido si este se lastima.

Muchas de estas personas, después de sufrir la primera lesión se sienten incapacitados de poder llevar su vida con completa normalidad, ya que se ven limitados en varios aspectos, laborales y cotidianos, se sienten condicionados. Aquellos que se han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas, son los más afectados por la enfermedad, en muchos de los casos ya no pueden seguir trabajando, el tiempo de recuperación es prolongado, y de acuerdo al nivel de amputación, suelen utilizar prótesis o algún sistema de apoyo que los ayude a caminar.

En ambos casos, el no saber qué está ocurriendo en sus pies, o no saber en el momento en que se produce la lesión, lleva a los pacientes a sentir que han perdido el control de la situación, sienten que sus familias cargan con el peso de la discapacidad y eso los hace sentirse frustrados, ya que no pueden hacer nada al respecto.

Por ello, es que muchas de estas personas con las que hemos tenido la oportunidad de hablar creen que la plantilla realmente puede brindarles tranquilidad y seguridad, ya que van a saber qué está pasando y en el momento exacto en el que pasa, sin tener que estar sintiendo la carga de no saber qué es lo que ocurre.

Si bien la principal función de la plantilla es prevenir amputaciones en personas que tienen diabetes, también puede ser utilizada por personas que hayan sufrido un ACV o algún accidente en el que se vean involucradas las extremidades inferiores, para rehabilitación. También pueden ser utilizadas en personas que posean algún tipo de discapacidad motriz. El estudio sobre la marcha puede prevenir otras complicaciones a largo plazo, además que puede ayudar al reacomodamiento postural de una persona.

Contenido Relacionado