Agro

30 de Octubre de 2018 - Nota vista 1176 veces

La Unión Industrial de Entre Ríos advirtió sobre la “difícil situación” de la lechería

Eduardo Tonutti, vicepresidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), analizó el difícil momento que atraviesan los establecimientos productivos e industriales del sector.

Reconoció las oportunidades de exportación que se generan a partir del tipo de cambio alto, aunque planteó reparos sobre las limitaciones que afrontan las pymes.

“La lechería entrerriana no está exenta del momento crítico que vive el país y esto impacta no sólo en la producción, sino también en la industria. Eduardo Tonutti, vicepresidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) e integrante de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), aseguró que muchos establecimientos de la provincia, sobre todo pymes, están “en una situación difícil”, a raíz de una serie de factores que juegan en contra y obligan a repensar la actividad.

Tonutti reconoció que los problemas que presenta el sector, tanto en el eslabón primario como secundario, no son nuevos. Fundamentalmente, apuntó a los bajos precios que reciben los productores y que no acompaña en la misma medida la estructura de costos.

“Hemos tenido una fuerte devaluación, la mayoría de los insumos del productor son en dólares y el precio del mercado interno no actualiza en dólares”, razonó, y acotó que esta misma situación también se da en la industria.

Mediante un comunicado, el industrial manifestó además que lograr el equilibrio sería una buena noticia para la producción y la industria, que tienen muchos insumos importados y también están en ese mercado interno que “no actualiza rápidamente de acuerdo a lo que se pretende, y nos quedamos sin rentabilidad”, analizó.

En esta línea, advirtió que actualmente se están extendiendo los plazos de pagos en toda la cadena, que exige de todos los actores una estrategia de conjunto “para poder sobrevivir o soportar el impacto”.

“Se ha incrementado la cartera de incobrables”, confirmó. Sobre ello, cuestionó el problema del financiamiento, por lo que pidió que el gobierno nacional revise la política de tasas de interés.

“Las dificultades para financiarse, que son comunes a todos los sectores, pueden resultar letales. En muchos casos, sostenerse en la actividad puede ser más complejo aún si se arrastran deudas”, se indicó en el parte de prensa.

Según Tonutti, “cualquiera que tenga un endeudamiento importante va a tener graves problemas para sobrevivir a estas crisis económicas, porque las tasas son imposibles de poder soportarlas”.

Otro problema que debe sobrellevar el sector lácteo tiene que ver con la estructura de costos –afectada por la suba del tipo de cambio–, que los obliga a ser cada vez más eficientes. El empresario indicó que es clave “tratar de generar productividad, para lograr que el precio que el mercado no genere un quebranto”. Por ello, apostó por una mayor integración entre la producción, la industria y los trabajadores.

Entre otros inconvenientes, también señaló la “gran presión impositiva” que asfixia a toda la industria, por lo que pidió al Estado un acompañamiento y revisión de los tributos que afectan la marcha de las actividades productiva. También criticó la significativa suba de las tarifas que, de cara a los próximos incrementos, habrá que atenuar. Respecto de este aspecto, se anticipó: “Venimos de un aumento de un 50 por ciento en agosto y se supone que va a haber otro 50 por ciento en noviembre que no sabemos bien cómo se va a poder pagar”.

Contenido Relacionado