Gastronomía

29 de Agosto de 2018 - Nota vista 2426 veces

HAGA DE SU COCINA UN ESPACIO FELIZ

A mis lectores que aún no consideran la Cocina, un lugar de posible bienestar, les propongo:



Pinte de Blanco

Si está en sus planes reformar su cocina, pinte el techo de blanco, cubra las paredes de cerámica también blanca. De esta forma podrá siempre visualizar los desperfectos y corregirlos. No es cierto que se trata del color más sucio, es el más limpio. Coloque buena luces de led, sobre todo si tiene poca luz natural. Instale iluminación directa sobre las áreas de trabajo.

Cuelgue todo y coloque todo a la vista

Plantas, ajos, embutidos y hasta quesos madurando. Si tiene espacio apropiado avance sobre las ventanas y coloque macetas con hierbas frescas. Ubique los frascos y conservas todos a la vista. Lo mejor siempre estantes y no alacenas, donde lo primero tapa lo último y no se da buena circulación al stock. Muchas veces no sabemos lo que tenemos. Así, de un golpe de ojo verá todas las opciones y podrá ir planificando compras y elaboración. Si no usa con frecuencia harinas integrales, cereales y leguminosas, póngalas en la heladera para que estén siempre frescas, ya que pierden frescura rápidamente. Tenga buenas conexiones a tierra y además un buen estabilizador general de la energía para toda su casa, no solo la cocina. Elija, cuando recambie, electrodomésticos de bajo consumo ecológico. Este año me tocó reemplazar la heladera hay una diferencia abismal en el consumo. Todas las máquinas a usar en la cocina deben estar siempre enchufadas, si las máquinas no tuvieran interruptor como ocurre con grilles, tostadoras y con la máquina elaboradora de masas y panes por ejemplo, enchúfelas en forma individual en una toma con interruptor independiente. Esto le dará seguridad de maniobra y no estará enchufando y desenchufando con manos ocupadas o mojadas. Si las máquinas no están conectadas y listas para usar, escondida en alguna alacena alta, no la usará y son un aliado fenomenal para lograr buena calidad y ligereza en la cocina

Mantenga todo limpio y brillante Cuando un producto se termina, siempre lave y oree el frasco antes de reponerlo, limpie desde ya su apoyo de esta manera mantendrá siempre limpios los estantes. Mantenga limpias las máquinas con limpiador no abrasivo y no olvide limpiar los cables y los enchufes. No las tape ni las enfunde, recuerde que deben estar listas para usar. Compre cepillos de dientes económicos y tenga 2 o 3 en la cocina son muy cómodos para limpiar pequeños lugares y recovecos. Las toallitas de lavandina son muy adecuadas, para limpiar a fondo las mesadas y tablas. Los cuchillos de corte dispóngalos en imanes, los cubiertos diarios, ubíquelos en un cajón con separaciones. Reserve otros cajones para herramientas de cocina. No olvide una buena pinza inoxidable para varios usos por ejemplo para sacar espinas de los pescados. Coloque ganchos para colgar, pero solo guarde en cada uno elementos para el mismo uso, ejemplo 3 pinceles de distintos tamaños y materiales. En otro 2 o 3 ralladores para distintos cortes y 2 o 3 coladores en distintos tamaños. Un destornillador plano y otro philips serán muy útiles a la hora de ajustar algún tornillo en manijas de sartenes por ejemplo. Me gusta colgar los sartenes a la vista y no tener que buscar en una gran pila por ejemplo mi sartén cuadrada para hacer crepes, o mi hermoso ovalado para cocinar pescados. Cuidando así los revestimientos antiadherentes. Si debiera apilarlos no olvide poner servilletas de cocina entre uno y otro. Las copas y tazas diarias también colgadas en guías adecuadas.

Planifique sus compras y comidas

Reserve una pequeña mesa o repisa a modo de escritorio de operaciones, con la Tablet o el celular y un talonario para anotar y no olvidar. Tenga un tablero o pizarra para pinchar o magnetizar tareas para hacer buenas listas de compras. Por qué no un televisor para seguir de reojo una serie, ver un chef cocinando o, según los gustos, un parlante que replique buena música clásica. DESCANSE DE SU COCINA Si usted trabaja varias horas fuera de su casa, haga su cocina tan agradable y que sea un placer entrar en ella y un relax cocinar. Si, en cambio pasa varias horas dentro de la cocina tiene y debe descansar. Por lo menos un día a la semana coloque un cartel en la pizarra HOY NO COCINO. Su familia se encargará de hacer algún picnic o salida y por qué no, de cocinar ellos mismos. Siempre y cuando dejen la cocina como estaba y usted les permita trabajar siguiendo su imaginación y estilo personal. Volviendo a nuestro título, gran parte del placer en las tareas de cocina, está en la renovación frecuente de recetas y preparaciones. Una tarea repetitiva se puede transformar en un permanente desafío creativo, para su propio placer y el de la familia.

         

Otilia Kusmin asesora otiliakusmin.com.ar 

  • TEMAS DE LA NOTA:

Contenido Relacionado