APPS de El Heraldo

Servicios

Actualidad

Secciones

Deportes

15 de Agosto de 2018 - Nota vista 465 veces

Barcelona goleó a Boca por 3 a 0 y se quedó con Copa Joan Gamper

Boca cayó ante el Barcelona de Lionel Messi en una nueva edición del mítico trofeo Joan Gamper. Los goles del Barca fueron convertidos por Malcom, Messi y Rafinha.

Barcelona se impuso 3-0 ante Boca por el Trofeo Joan Gamper con los tantos del brasileño Malcom, una de sus incorporaciones, Lionel Messi y Rafinha. El dominio perteneció al dueño de casa y la visita estuvo a la altura de las circunstancias en la primera parte, pero la diferencia del tercer tanto le hizo el partido muy complicado y casi concluye con un resultado más abultado. 

Bien parado en cancha, el equipo de Guillermo Barros Schelotto trató de esperar firme atrás al Barça, que generó la primera situación clara a los 16 minutos con un remate de media distancia de Philippe Coutinho (gran atajada de Andrada). Pero un par de minutos más tarde, el arquero de la visita no mostró sus mejores reflejos ante el zurdazo de Malcom, que se coló en su valla.


Recién a la media hora de juego, el Xeneize se aproximó al área rival a través de dos tiros de esquina. Primero avisó Goltz de cabeza y más tarde lo tuvo Izquierdoz por la misma vía.

Messi se había mostrado un tanto impreciso a la hora de definir las jugadas, pero no perdonó adentro del área cuando quiso habilitar a un compañero y salió favorecido por una desinteligencia entre Buffarini y Goltz. La picó y aumentó la ventaja.


Una mala salida de Goltz le dejó en bandeja el tercero a Munir pero Andrada le bajó la persiana en dos tiempos. Y en la última de la primera parte, el colombiano Villa (el mejor de Boca) pudo haber acortado la diferencia en el marcador: el palo se lo negó y luego Umtiti se lo sacó en la línea a Nandez.


En el entretiempo se movieron los bancos: ingresaron Pablo Pérez, Mauro Zárate y Pavón en Boca, mientras que en Barcelona salieron Messi, Arturo Vidal y Rakitic, entre otras figuras. Sin embargo, el dominio de los dueños de casa persistió.



Dos de los ingresados culés combinaron en el borde del área y otorgaron cifras finales al encuentro: Rafinha tiró una gran pared con Luis Suárez y dejó fuera de acción a Andrada con un estupendo globo. El delantero uruguayo contó con un par de ocasiones para ampliar la ventaja pero estuvo impreciso.


En la última media hora, Guillermo mandó a la cancha a Tevez, que apenas logró rematar una vez desde media distancia aunque la pelota se fue muy desviada.


Sobre el final, Andrada le tapó el cuarto a Vermaelen -de cabeza- y el joven Riqui Puig se privó de convertir su primer gol en un mano a mano.

Contenido Relacionado