Interés General

11 de Julio de 2018 - Nota vista 376 veces

El país suma un nuevo Parque Nacional: Aconquija

Por un proyecto de ley votado por unanimidad y gracias al fortalecimiento de un proyecto integral de medio ambiente, Argentina continúa creciendo en superficies naturales protegidas.

Frente a tanta discusión sin sentido, horas de debate en el Congreso, chicanas en la Cámara Alta e ironías en las declaraciones de los programas de televisión, la fuerza política consiguió un gran logro la semana pasada. El miércoles 4 de julio, la grieta se cerró por un momento y decenas de diputados determinaron al unísono el destino de casi un centenar de miles de hectáreas en el norte del país. Un hito que lleva más de dos años de trabajo en la provincia de Tucumán. La sensatez hizo un gran aporte a la ecología. La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad la ley para crear el Parque Nacional Aconquija, al sudoeste de Tucumán.

El proyecto del diputado tucumano Marcelo Santillán que pertenece a la bancada del Frente para la Victoria, hará que el Jardín de la República tenga 77.000 hectáreas protegidas de vegetación, especies animales y cuencas hídricas. Su mayor objetivo de esta propuesta es preservar la naturaleza y asegurar un desarrollo sustentable en la zona. Una noticia que merece ser festejada.

El área protegida incluye ríos, selvas y picos nevados de más de 4.000 metros de altura. Allí se dará un paisaje único que combina altas cumbres con nieve, selva de montes y bosques de clima tropical con más de 2.000 especies de plantas. Su fauna típica es variada, hay una gran variedad de aves: la amazona tucumana, el vencejo grande, la elenia gris y el cerquero amarillo, todas ellas propias del área. También especies como: pumas, zorros de monte, coatíes, yaguarundíes, ositos lavadores, pecaríes, corzuelas, guanacos, tarucas, osos meleros, gatos monteses y gatos onzas.

Esta nueva incorporación fortalece el sistema nacional de áreas naturales protegidas, aumentando la superficie de la Argentina. La medida no tiene vuelta atrás y garantiza la preservación de un gran área natural a las próximas gene-raciones. El nuevo par-que será la principal fuente de recursos hídricos para más de dos millones de habitantes de la cuenca del Río Dulce en Tucumán y Santiago del Estero. Además de la protección de la naturaleza, esta decisión es importante para los pobladores de la zona, pues mejoran la calidad de vida y la sustentabilidad de actividades produc-tivas en Tucumán.

Esta novedad se suma a: la creación de los Parques Nacionales Traslasierra y Mar Chi-quita (en la provincia de Córdoba), la media sanción para crear el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos (en Buenos Aires) que se incorporará la Reserva Natural Otamendi y el proyecto del nuevo parque nacional Campo de Mayo. Sergio Bergman declaró que están cerca de duplicar la superficie de reservas y parques nacionales.